Finanzas embebidas: qué esperar en Latinoamérica para 2024

Según el Banco Mundial, 1.400 millones de personas siguen siendo sub-bancarizadas, lo que resalta la necesidad urgente de soluciones efectivas.
Se espera que los ingresos globales de los servicios de finanzas embebidas superen los $183 mil millones de dólares en 2027.

Paymentology, el emisor-procesador de tarjetas y pagos líder a nivel mundial, explica por qué las finanzas embebidas han encontrado en Latinoamérica un mercado prometedor y qué esperar durante 2024.
En un mundo donde millones aún carecen de acceso a servicios financieros básicos, la inclusión financiera se ha convertido en un objetivo fundamental para el sector fintech, impulsando la innovación digital. A pesar de los avances notables en la atención a los sub-bancarizados, persisten desafíos, especialmente en economías emergentes, donde se busca cerrar la brecha en el acceso a opciones de ahorro, préstamos y herramientas para la creación de riqueza, elementos cruciales para el crecimiento económico personal.


En este contexto, las finanzas integradas o embebidas han surgido como una estrategia clave para cerrar esta brecha, especialmente notable en mercados emergentes como los países de Latinoamérica. Estas consisten en la integración de servicios financieros por parte de otros sectores e industrias no financieras, permitiendo ofrecer opciones de ahorro, préstamos, seguros, entre otros, directamente desde aplicaciones o plataformas que originalmente no estaban diseñadas con ese propósito.


“Aunque la transformación digital ha tenido éxito en economías avanzadas, en economías emergentes aún existen brechas considerables. Factores como la falta de educación financiera, la baja confianza en nuevos actores y el acceso limitado a plataformas en línea contribuyen a esta disparidad. Según estimaciones del Banco Mundial, 1.400 millones de personas en el mundo siguen siendo sub-bancarizadas, resaltando la urgencia de un nuevo enfoque”, comenta Alejandro Del Río, director regional de Latam de Paymentology.
Algunas de las perspectivas que se presentarán en torno a este tipo de finanzas durante este año son:
Las finanzas embebidas como solución: las finanzas embebidas emergen como la solución necesaria para abordar a los desatendidos financieramente. Permiten la inclusión de servicios financieros dentro del recorrido del cliente no financiero, cubriendo una amplia gama de alternativas como pagos embebidos, crédito embebido, seguros embebidos e inversión embebida.
Beneficios para las finanzas embebidas: las finanzas integradas no sólo ofrecen beneficios a los consumidores, sino también a los proveedores de servicios financieros. Al proporcionar una plataforma integral y específica para la región, los proveedores asumen una mayor responsabilidad, ofreciendo infraestructura innovadora y cumpliendo con regulaciones específicas.

  “Dignificar a el adulto mayor es nuestro objetivo”, Raúl Gómez


Alejandro Del Río explica que, “la adopción de este tipo de finanzas se beneficia de la confianza que tienen los consumidores en empresas no financieras, como las compañías de telecomunicaciones y de retail, lo que impulsa las tasas de adopción. Además, el progreso del sector fintech en este sentido reduce las barreras para la integración, al necesitar menos datos del cliente y utilizar plataformas familiares”.
Avances y desafíos en Latinoamérica: los países de la región han experimentado avances notables en inclusión financiera, según el último informe del Índice de Inclusión Financiera (Findex). Sin embargo, aún persisten desafíos significativos. Aunque la titularidad de cuentas aumentó un 20 % entre 2017 y 2021, el 26 % de los adultos en la región aún carece de cuentas bancarias.


“El crecimiento económico inclusivo, impulsado por instituciones financieras y fintech, resalta la importancia de la inclusión en el desarrollo regional. Por ejemplo, las billeteras digitales han democratizado el acceso a una cuenta, ofreciendo nuevas experiencias de usuario, tarifas más bajas y acceso al comercio electrónico”, añaden desde Paymentology.
Desafíos pendientes en inclusión financiera: a pesar de los logros, aún existen barreras para la inclusión financiera en varios países de Latinoamérica. El 21 % de los consumidores no tienen acceso a servicios bancarios, especialmente mujeres, personas de bajos ingresos y residentes rurales. La percepción de que las ofertas crediticias son costosas, la desconfianza hacia la tecnología y la falta de soluciones personalizadas son obstáculos persistentes que podrían superarse mediante la colaboración con otros sectores e industrias a través de las finanzas embebidas.


Según un informe de Juniper Research, se proyecta que los ingresos globales de los servicios de finanzas embebidas superarán los $183 mil millones de dólares en 2027, mostrando un notable crecimiento desde los $65 mil millones en 2022.

  Los trabajadores de Netflix acusan a Chappelle de tránsfobo por su especial de comedia y el CEO le defiende


“El sector financiero debe centrarse en proporcionar experiencias de pago que satisfagan las diversas necesidades de las personas, mejorar los incentivos para la adopción y elevar la calidad y relevancia de los servicios ofrecidos. La clave para el éxito radica en que los proveedores de finanzas embebidas ofrezcan un soporte integral y específico para la región. Con este enfoque, se puede acelerar la inclusión, abriendo las puertas a una era donde el empoderamiento financiero sea accesible y beneficioso para todos”, concluye Alejandro Del Río, director regional de Latam de Paymentology.