Consumo casual de cannabis afecta la salud mental de adolescentes

NotiPress

En Estados Unidos 2.5 millones de adolescentes consumen marihuana de manera casual, sostiene el Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Columbia. Sin embargo, es suficiente para incrementar el riesgo de depresión y suicidio en dicho sector de la población, según un nuevo estudio.

El estudio publicado en la revista JAMA Network señala que los adolescentes que consumen cannabis de forma recreativa tienen de dos a cuatro veces más probabilidades de padecer un desorden psiquiátrico. Esto en comparación con adolescentes no consumidores, además de la posibilidad de presentar un mayor riesgo de conductas problemáticas.

Entre las cuales se encuentra un bajo rendimiento académico, ausentismo escolar y problemas con la ley. A largo plazo, esto podría impedir a los adolescentes desarrollar todo su potencial en la edad adulta, advierten los investigadores. Este es el primer estudio en identificar claramente asociaciones adversas y perjudiciales del consumo casual de cannabis en los adolescentes.

Concretamente, el estudio concluyó que consumir cannabis de forma casual por adolescentes eleva entre dos y 2.5 veces las probabilidades de problemas de salud mental y conducta. En el caso de adolescentes con adicción al cannabis, este riesgo es entre 3.5 y 4.5 veces mayor, respecto a jóvenes no consumidores.

Adicionalmente, investigaciones anteriores asocian el consumo de cannabis en la adolescencia con problemas en el desarrollo de la corteza cerebral, dificultad para pensar, resolver problemas, memoria disminuida y riesgo de adicción a largo plazo. En términos generales, otros efectos negativos del consumo de marihuana incluyen un mayor riesgo de eventos cardiovasculares, como fallas cardíacas y embolia. Además, se ha identificado la posibilidad de interacciones nocivas de la marihuana con otros medicamentos, ya sea disminuyendo su efectividad o aumentando sus efectos secundarios negativos.

  Pompeo insta a Venezuela y a Nicaragua a organizar elecciones libres

Tras identificar que incluso el consumo casual de cannabis es perjudicial para la salud mental de los adolescentes, los investigadores llaman a replantear los criterios para el diagnóstico del trastorno por consumo de sustancias en la juventud. Aunque la venta de marihuana continúa siendo ilegal para los menores de edad, la creciente legalización del uso recreativo subraya la necesidad de implementar mejores campañas educativas de protección para ellos. Según el comunicado de la universidad, los investigadores estudiarán también si el consumo casual de nicotina y alcohol en la adolescencia tiene efectos similares.