Alto mando de la ONU afirma que sin igualdad en las vacunas el progreso se estancará

NotiPress
A 544 días del inicio de la mayor crisis de salud en generaciones, la situación mundial todavía permanece delicada. Pese a esto, los conocimientos sobre el virus SARS-CoV-2 y el desarrollo de las vacunas ha sido un importante avance para frenar las muertes y contagios. No obstante, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) António Guterres explicó en un video que la recuperación mundial puede estancarse debido a la desigualdad de acceso a las vacunas contra la Covid-19.

Aunque el ex primer ministro de Portugal señaló que este año la economía mundial crecerá entre 5% y 6%, en realidad no es alentador, pues existe una gran inequidad en las naciones.
“Una recuperación desigual significa dejar atrás gran parte de la humanidad”, afirmó Guterres durante la inauguración de la quinceava conferencia de la ONU sobre comercio y desarrollo (UNCTAD). Tras enumerar una serie de problemas, entre ellos la pobreza, conflictos, cambio climático y polarización de las sociedades, hizo énfasis en los estragos que causó la pandemia en la economía mundial.


De acuerdo con el secretario general de la ONU, la humanidad se está moviendo en la dirección equivocada y se corre el riesgo de fracasar en el intento. Por tanto, se necesita revertir la situación para solventar los estragos de la pandemia con una recuperación global audaz, sostenible e inclusiva.


El propio Guterres sostuvo que el 80% de las inversiones para la reactivación económica se ha quedado en países desarrollados y no en los que más lo necesitan. Asimismo, también han acaparado la mayoría de las vacunas contra la Covid-19 y sus patentes para poder fabricarla. Esta situación preocupa a altos mandos de la ONU, por ejemplo, en África, el 90% de las personas no han recibido ni siquiera la primera dosis.

  Potenciar y dinamizar la economía en la zona oriental objetivo del presidente Bukele

Para tratar de enfrentar esta situación, el secretario general primero identificó cuatro desafíos clave: el endeudamiento, los sistemas necesitados de inversiones, comercio desleal y la emergencia climática. Cada uno de estos retos necesita un plan de acción urgente el cual incluya reasignar los derechos especiales de giro del Fondo Monetario Internacional.


Respecto al comercio desleal, aseveró que el actual sistema de intercambio mundial perjudica a los países más pobres con reglas y barreras injustas, precios volátiles y falta de acceso a herramientas digitales. “Debemos apoyar a los países en desarrollo a modernizar su infraestructura, sus flujos comerciales, reduciendo costos y aumentando la eficiencia”, puntualizó Guterres.


Otra propuesta del titular de la ONU, fue hacia la emergencia climática donde es una prioridad construir una economía verde e instó a pasar de las palabras a las acciones. Para Guterres, la recuperación ecológica y resiliente implica comprometerse con lograr cero emisiones de carbono para mediados de 2050.
Con este plan de acción e identificando los puntos claves de la crisis actual, el trabajo de las organizaciones puede garantizar un avance equitativo para todos. Ello, para la ONU significa poner fin a las desigualdades en la vacunación cuya única misión es obstaculizar el crecimiento sostenible y la prosperidad para todas y todos.