Los pacientes del ISSS son beneficiados con la automatización del sistema de consultas

Como parte de la modernización del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) y para facilitar la atención de los asegurados, el Gobierno del Presidente Nayib Bukele ha previsto habilitar quioscos de confirmación de citas para automatizar el proceso de consulta en el hospital Oncológico, a fines de enero.

Además de los servicios de oncología, en el hospital se atiende en el área de hematología, clínica del dolor, alergias y laboratorio; con los quioscos el paciente, aparte de la rapidez en la atención, no tendrán que hacer largas filas y llegar varias horas antes de la consulta, sino solo 15 minutos antes.

Actualmente, solo el Consultorio de Especialidades y el Policlínico Zacamil tienen quioscos que automatizan la atención de los asegurados, y gracias al éxito alcanzado, el proceso continuará en el hospital Oncológico.

Con la introducción de nueva tecnología, el Seguro Social hará menos uso del papel, pues el expediente clínico de cada paciente, las citas y las recetas médicas serán digitales, lo que reducirá los trámites y su estancia.

“Hemos visto pacientes que antes estaban 6 horas en el consultorio de Especialidades y con la automatización, ahora salen a los 50 minutos, máximo dos horas”, explicó la directora del ISSS.

Para febrero está proyectado que el Gobierno del Presidente Nayib Bukele introduzca los quioscos a la Unidad Médica de Soyapango, el Centro de Atención Integral Básico Ambulatorio La Ceiba, Santa Tecla y Santa Ana.

Con los quioscos electrónicos, el derechohabiente llegará al establecimiento donde tendrá su consulta y donde habrá un ejecutivo que le ayudará a introducir el número del Documento Único de Identidad (DUI) para tener acceso a su expediente clínico, donde confirmará su cita y el sistema le indicará la clínica y el piso adonde se localiza.

  Gobierno de El Salvador entrega más de 1,600 paquetes alimenticios a familias capitalinas

En la clínica, una enfermera, le tomará los signos vitales: presión arterial, frecuencia cardiaca, talla y peso; datos que introducirá en el expediente clínico del paciente para luego pasarlo con el médico que lo atenderá.

Al finalizar la consulta, el médico digitará en su tablet, las recetas de los medicamentos para su tratamiento; le programará su nueva cita de seguimiento y lo enviará a la farmacia a retirar los medicamentos, con lo que evitar hacer cola.