“Necesitamos que se nos reconozca el derecho a ser libres” Presidente Nayib Bukele

El Salvador ha encontrado la fórmula que le permitirá ser un país próspero, con una verdadera independencia que llega después de 200 años.

El Presidente Nayib Bukele, ante los líderes mundiales reunidos en la sesión de la 77ª Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), defendió la soberanía del país: “Necesitamos que se nos reconozca el derecho a ser libres”. 

Este mensaje fue dirigido sin filtros a los dirigentes de los países que tienen mayor bonanza económica y una mayor extensión de territorio.

Durante años, los gobiernos anteriores les cedieron autoridad sobre lo que pasaría en El Salvador: “Hay un grupo de países poderosos, que no solo tienen mucho más que todos los demás, sino que creen que también son dueños de lo poco que tenemos los países que no somos poderosos”, afirmó el Mandatario.

Esta imposición de planes, políticas y decisiones no funcionó para los salvadoreños.  Más bien, los dejó sin herramientas para construir un mejor futuro con sus propias manos:  bajo crecimiento, estigmatización por las pandillas, migración y esperanzas robadas.

Pero en 2019, los electores decidieron utilizar los mecanismos democráticos e impulsar el cambio anhelado desde las urnas.  En tres años, el Presidente Nayib Bukele ha logrado dirigir al país por un rumbo totalmente diferente, ubicando como prioridad los intereses nacionales (no los extranjeros).

“En poquísimo tiempo, El Salvador ha pasado de ser, literalmente, el país más peligroso del mundo, a estar en camino a ser el país más seguro de América”, destacó el Gobernante.  Así, en tres años de gestión, la estrategia gubernamental de seguridad ha traído 199 días sin homicidios. Más de 53,000 criminales vinculados con grupos terroristas están en la cárcel y miles de salvadoreños han mejorado su condición de vida.

  Integrantes de elencos artísticos nacionales reciben paquetes alimentarios

Junto con el tema de seguridad ciudadana, este periodo en el Ejecutivo ha traído otras victorias para la población: más empleo formal, transformación educativa, entre otros.  “Todos los logros que hemos tenido en nuestro país, que apenas empiezan y que se han conseguido en poquísimo tiempo, para nosotros son inmensos. Y tenemos el derecho a protegerlos y a continuar en el camino de nuestro desarrollo”, destacó el Presidente.

El jefe de Estado pidió respeto para la ruta que el mismo pueblo eligió: “Es requisito indispensable que los poderosos respeten nuestra libertad”.  Con todos estos resultados, “no tendría sentido deshacer lo que estamos logrando”, explicó.