Realizan inspecciones para garantizar estabilidad de precios de granos básicos

El Gobierno del Presidente Nayib Bukele, por medio del trabajo articulado de diversas instituciones, intensifica el despliegue de personal especializado para garantizar la estabilidad de precios de los productos de la canasta básica a escala nacional.

Para cumplir con este objetivo, los equipos de la Defensoría del Consumidor y de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) del Ministerio de Hacienda desarrollaron verificaciones en comercios de granos básicos ubicados en los municipios de Acajutla, San Marcos y San Salvador.

Entre los comercios verificados están la Arrocera San Francisco, Inversiones Servygran y la distribuidora de cereales El Viajero, donde se verificó la existencia de productos, así como se solicitaron facturas de importación y venta para corroborar que trasladen los beneficios fiscales a los consumidores.

“Todo el aparato fiscalizador del Gobierno está en función de atender un clamor de nuestra población, en el cual vemos que es necesario la labor del Gobierno para garantizar la estabilidad de precios”, destacó el presidente de la Defensoría del Consumidor, Ricardo Salazar, quien lideró el operativo.

Con estas inspecciones, el Gobierno del Presidente Bukele evita que los salvadoreños sean víctimas de prácticas abusivas como la especulación e incremento injustificado de precios, así como el acaparamiento de productos. Para esta labor, se contó con el apoyo de la Fiscalía General de la República.

Las verificaciones están vigentes desde hace tres meses, en el marco del paquete de medidas ante la inflación mundial puesto en marcha por el Gobierno, cuyo éxito ha permitido un alivio para las familias salvadoreñas a raíz del aumento de precios en todo el mundo.  

  Gobierno mantiene relación positiva con la empresa privada e inversionistas

Gracias a estas acciones, el Estado absorbe el incremento del combustible, la energía y otros productos esenciales, a través de una ley que establece la estabilización de precios, así como la exoneración de aranceles de importación a alimentos y fertilizantes.