Presidente Nayib Bukele destaca que en tres años El Salvador salió de lista de países más violentos del mundo

Después de ser el país más violento del mundo por décadas; en menos de los tres primeros años del Gobierno del Presidente Nayib Bukele, El Salvador no solo ha bajado la tasa de homicidios a 16 por cada 100,000 habitantes, sino que salió de la lista negra. ¿La fórmula?, la estrategia de seguridad gubernamental: Plan Control Territorial. 

En 1994 la tasa de homicidios por cada 100,000 habitantes en El Salvador era de 138.17, la nación más violenta del mundo de acuerdo con un ranking internacional, el país estaba bajo la administración de un gobierno del partido ARENA. 

De 1994 hasta el primer semestre de 2019, El Salvador lideró esa lista negra, sin que ninguno de los gobiernos de ARENA ni del FMLN movieran un dedo para bajar ese indicador.  

“Tasa de homicidios por cada 100,000 habitantes en los países más peligrosos del mundo de 1991 a 2021. Así tenían a nuestro país y así fue cambiando desde que iniciamos nuestro Gobierno. Y ahora, con la guerra contra pandillas, todo está mejorando mucho más. Seguimos”, destacó el Presidente Nayib Bukele al compartir el listado. 

En el cuadro, en 1994 salta El Salvador a las estadísticas escalando posiciones hasta alcanzar el primer lugar y mantenerse así hasta el 2000 y solo bajar a la segunda posición en ese mismo año.

En el 2003 el país volvió a bajar a la tercera posición y en el 2004 regresó al primer lugar hasta el 2008. Ese año bajó solamente una escala y en el 2009 al 2014 se mantuvo fluctuando entre el quinto y el primer lugar.

El Salvador regresó a encabezar la lista en el 2015 hasta mediados del 2019, pero a partir del 2019 al 2020 cayó estrepitosamente a la casilla 17 fue hasta el 2021 que salió del ranking.

  Al parecer el contexto del coronavirus es bueno para bitcóin

Desde que inició la gestión del Presidente Nayib Bukele, El Salvador ha registrado 136 días sin homicidios y la notable baja de los índices de delitos graves, como la extorsión, las violaciones y los robos.

A 76 días del régimen de excepción para combatir las pandillas terroristas, el Gabinete de Seguridad registra 38 días sin asesinatos a nivel nacional.