Nuevo efecto de la Covid-19 podría producir hiperglucemia en pacientes sin diabetes

NotiPress

Investigadores del Centro Médico Weill Cornell y Hospital presbiteriano de Nueva York, han encontrado un nuevo efecto secundario del Covid-19. De acuerdo a la reciente investigación, la interrupción de rutas metabólicas clave podría desencadenar hiperglucemia (altos niveles de glucosa en sangre).

Publicada el 15 de septiembre del presente año en la revista científica Cell Metabolism, la investigación encontró una prevalencia de hiperglucemia en pacientes con Covid-19. De acuerdo al estudio, el SARS-CoV-2, la variante responsable del Covid-19, interrumpe la producción de la hormona adiponectina que a su vez es la responsable de regular los niveles de glucosa en sangre.

“Usualmente no pensamos en células adiposas muy activas, pero son responsables de sintetizar muchas proteínas protectoras. Parece que el SARS-CoV-2 tiene la capacidad de inhabilitar la protección del cuerpo en muchos pacientes”, dijo James Lo, profesor de medicina en el Centro Médico Weill Cornell.

Usualmente, la hiperglucemia es una de las características principales de la diabetes, debido a ello fue considerado como un factor de riesgo ante infecciones por Covid-19. Posteriormente, los médicos encontraron evidencia de que la hiperglucemia se hacía presente en pacientes con Covid-19, aún sin estos tener antecedentes de la enfermedad.

Lo y su equipo de investigadores analizaron los registros de 3,854 pacientes que dieron positivo a Covid-19 durante los primeros meses de la pandemia en Estados Unidos. Se descubrió, un 49.7 por ciento desarrolló hiperglucemia a partir de su estancia en el hospital.

A diferencia de aquellos pacientes con niveles normales de glucosa, los pacientes con hiperglucemia son más propensos a desarrollar disfunción pulmonar grave (síndrome de dificultad respiratoria aguda o SDRA), recibir ventilación mecánica y muerte temprana.

  EL FINAL DE TEMPORADA DE “IN TREATMENT” LLEGA ESTE LUNES A HBO

Sigue sin ser claro cómo el SARS-CoV-2 tiene la capacidad de interrumpir la producción de adiponectina en las células grasas. Se desarrolló una hipótesis la cual propone una interrupción indirecta a través de la elevación del nivel general de la inflamación, que a su vez altera las células grasas. Sin embargo, los investigadores demostraron, el SARS-CoV-2 puede infectar células grasas humanas y de ratón, sugiriendo la posibilidad de una interrupción directa por parte del virus.

Esta investigación propone una nueva perspectiva del por qué existe gente propensa a experimentar dificultades más severas que otras. “Los pacientes con obesidad, por ejemplo, pueden ser más vulnerables al COVID-19 debido a algún grado de resistencia a la insulina y disfunción de las células grasas, posiblemente sus células grasas sean más susceptibles a la infección”, dijo Lo.

Como una propuesta farmacológica adicional, se ha sugerido la idea de utilizar medicamentos comúnmente conocidos como tiazolidinedionas. Este grupo de medicamentos son responsables de aumentar la producción de adiponectina, por lo cual podrían ser utilizados en el tratamiento de Covid-19 cuando se manifieste la hiperglucemia. Sumada a esta investigación, el médico Lo se encuentra estudiando si la hiperglucemia inducida por Covid-19 persiste y se convierte en diabetes incluso después de la recuperación.