Deschamps indulta a Benzema

Tras seis años de veto por el caso de chantaje a Valbuena, el punta jugará la Eurocopa

Pablo Lodeiro

Karim Benzema ya es plenamente un futbolista francés. El delantero será uno de los 26 integrantes que defenderá a la selección gala este verano en la Eurocopa.

Así lo confirmó el entrenador del conjunto Didier Deschamps tras anunciar la lista de futbolistas que llevará al torneo continental, el cual se disputará a lo largo y ancho de Europa en 12 sedes.

El jugador del Real Madrid había sido vetado del deber nacional (fue declarado de forma oficial como no seleccionable) tras verse involucrado en 2015 en un caso de chantaje a su amigo y compañero de la selección Mathieu Valbuena. Tras ver desde la distancia cómo sus compañeros levantaban la Copa del Mundo en Rusia hace dos años hoy, al fin, se acaba su exilio.

«Al hacer esta elección, es por el bien de la selección de Francia. Se supone que la selección de Francia es mejor con Karim Benzema, pero para nada quitando a Olivier Giroud (finalmente también en la lista).

No olvides que con él durante años la selección de Francia ha obtenido muy buenos resultados: subcampeón de Europa y Campeón del Mundo», explicaba el seleccionador, que también explicó cómo acabó de tomar la decisión de volver a llamar a Benzema: «¿Por qué ahora? No tengo la capacidad, nadie la tiene, para volver atrás y cambiar nada. Lo más importante es hoy y mañana.

 Ha habido momentos importantes.. Uno muy importante. Nos vimos y discutimos. Después de eso, tuve una larga reflexión para tomar esta decisión hoy. No revelaré una palabra de la discusión, depende de los dos. Yo lo necesitaba, él lo necesitaba”.

  Atletas de los juegos de Invierno de Pekín competirán sobre nieve artificial

La relación entre Benzema y la Federación francesa se rompió de manera aparentemente irremediable hace seis años. Valbuena, por aquel entonces jugador del Olympique de Marsella, recibió un vídeo con contenido sexual donde él mismo aparecía. El grupo que poseía la copia original comenzó, a través de varios futbolistas franceses como intermediarios, a hacer chantaje a Valbuena con la amenaza de que si no pagaba lo harían público. Finalmente fue Benzema, en una concentración de la selección francesa en Clairefontaine, quien, según la investigación que aún a día de hoy sigue abierta, le propuso a Valbuena hacer de intermediario y presentarle a alguien de confianza para gestionar la situación. «Escucha Math, son grandes, grandes matones», le habría advertido el jugador madridista en una charla que acabó en discusión entre ambos futbolistas. El delantero del Madrid conocerá finalmente su destino judicial entre el 20 y el 22 del próximo octubre, momento en el que el caso será juzgado por el Tribunal de Versalles.

Benzema, que se enfrenta a una pena de hasta cinco años de cárcel y a una multa de 75.000 euros por su implicación en el caso de chantaje, consiguió hoy el deseado indulto de Deschamps, quien desde que los acontecimientos salieron a la luz no había convocado al jugador para la selección.

Desde entonces, la relación entre Benzema y el entrenador se había convertido en una guerra de bloques en Francia, una aún más cruda después de que el delantero declarase en 2016 que Deschamps se había plegado «a la presión de una parte racista de Francia», ya que el de Lyon tiene sus raíces en Argelia.

  Rafa Márquez director técnico en España

 Pese a que el enfrentamiento generó todo un cisma en Francia (el exjugador Éric Cantona, cómo no, fue uno de los artífices del incendio), con el paso del tiempo ha habido ciertos acercamientos entre futbolista y federación. Noel le Graet, el presidente de esta, ya tendió la mano recientemente a su reincorporación: «siempre dije, incluso en ese momento (cuando se hizo público el caso de chantaje), que alguien no puede ser castigado de por vida».

Mucho ha cambiado la situación desde que Benzema jugase su último partido con la elástica de su país el 8 de octubre de 2015. Por aquel entonces Francia era una mezcla perfecta entre veteranos consagrados y jóvenes de proyección casi astral que, con un poco de suerte, podrían dominar el mundo. Benzema, sin embargo, era considerado como el gran referente de la generación, una que ahora se ha visto sobrepasada por el ambicioso nuevo fútbol y sus representantes.