Gobierno le apuesta a construir una sociedad equitativa

Funcionarias del Gobierno del Presidente Nayib Bukele participaron en una jornada de trabajo, junto al cuerpo diplomático acreditado en el país, para abordar los retos que las naciones enfrentan para garantizar sociedades más equitativas.

“Desde 1977, conmemoramos el Día Internacional de la Mujer, un espacio para evidenciar las brechas de desigualdad existentes entre hombres y mujeres. Hemos actuado, pero debemos consolidar”, mencionó la ministra de Relaciones Exteriores, Alexandra Hill Tinoco.

La canciller destacó que el Gabinete de Gobierno establecido por el Presidente Bukele, en un 50 % está conformado por mujeres. “Eso nos dice mucho de los cambios que día a día queremos promover para todas aquellas mujeres que aún no tienen voz en nuestro país; estamos trabajando para ellas”, afirmó.

Por su parte, la ministra de Economía, María Luisa Hayem, hizo hincapié en los esfuerzos, liderados en buena medida por mujeres, para contribuir al desarrollo de El Salvador. “Estamos completamente articulados, y trabajando de forma intensa, para que El Salvador deje de ser el país que menos crece en Centroamérica”, expresó.

Anunció que desde la cartera que preside se está trabajando en la implementación de un sello de equidad de género para las empresas, a través del cual se certifique, con base en una norma técnica, con estándares internacionales, que se respetan igualdad de condiciones para los empleados.

La ministra de Vivienda, Michelle Sol, mencionó que, desde la institución que representa, el 53 % de los créditos otorgados para vivienda han sido destinados a mujeres. Asimismo, el 60 % de los títulos de propiedad son a favor de mujeres.

  Sector Azucarero de El Salvador brindan asistencia técnica digital

Por su parte la ministra de Educación, Carla Hananía, manifestó: “Educación es un espacio ideal para el tema de cambiar estereotipos, comportamientos, y la cultura -entre comillas-”.

Aseguró que desde un enfoque de respeto se trabaja para desarmar modelos de desigualdad, por garantizar el acceso a la educación a las niñas y jóvenes, y que tengan participación en áreas que, históricamente, han sido reservadas solo para los hombres.