Estados Unidos donó 158 ventiladores mecánicos a El Salvador

El Gobierno del Presidente Nayib Bukele recibió de parte del Gobierno de Estados Unidos un segundo lote de 158 ventiladores mecánicos que equiparán las unidades de cuidados intensivos que están ayudando a que más salvadoreños venzan el COVID-19.

La entrega, a través de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), fue oficializada por el embajador de Estados Unidos en el país, Ronald Johnson, al presidente Bukele

“Estos 600 respiradores mecánicos, que pudieron costarnos $6 millones o $7 millones, nos costaron solo una llamada, que ni nosotros pagamos, porque la hicimos en la Embajada” de Estados Unidos en este país, expresó Bukele 

Los ventiladores serán distribuidos a la red hospitalaria pública del país y el Hospital El Salvador, que recién cumplió dos meses de salvar vidas de salvadoreños afectados por esa enfermedad. 

“Quiero anunciar con alegría que tenemos 2,052 camas vacías, esperando pacientes, que ojalá no se ocupen. Ahora tenemos más de 1,000 camas de cuidados intensivos”, manifestó el mandatario salvadoreño. 

El embajador Johnson destacó las excelentes relaciones diplomáticas entre ambas naciones.

“Nuestra relación es fuerte, es única. Tenemos una relación diplomática de más de medio siglo, nuestra relación va más allá de lo diplomático, nos unen los miles de salvadoreños que viven en Estados Unidos”, dijo el diplomático. 

Los ventiladores mecánicos los obtuvo el país luego de que el 24 de abril pasado, el mandatario salvadoreño y su homólogo estadounidense sostuvieran una llamada telefónica, en la que el Presidente Bukele pidió esta ayuda importante en la lucha contra el virus en casos críticos. 

  YAMIL BUKELE: “ESTE ES EL INICIO DE LA DIGNIFICACIÓN DEL DEPORTE EN SANTA ANA”

Estados Unidos entregó en mayo pasado a El Salvador el primer lote de 250 ventiladores, valorado en más de $3 millones.

Johnson también anunció que en los próximos días será entregado un tercer lote de 192 ventiladores mecánicos, para completar los 600 aparatos con los que se comprometió el presidente Trump.