Memoria y almacenamiento, claves para satisfacer las demandas de las nuevas tecnologías en este 2024

Para muchos, 2023 fue el año de la Inteligencia artificial (IA) y el Aprendizaje automático, con plataformas como ChatGPT y BardAI explotando en popularidad. También fue el año en el que comenzó a considerarse la viabilidad a largo plazo del trabajo híbrido y remoto, abordando preguntas relacionadas con la colaboración remota, la productividad y la ciberseguridad. Kingston Technology, la compañía líder en soluciones de memoria y almacenamiento reunió a una comunidad de expertos para conocer su visión de lo que le espera a la tecnología en 2024 y comparte las principales ideas y predicciones.

Innovación y experiencias inmersivas
La Realidad Aumentada (RA) y la Realidad Virtual (RV) continuarán experimentando avances significativos en 2024, con mejoras que prometen transformar las experiencias digitales inmersivas. Se espera que estos avances, como la integración de la inteligencia artificial, generen entornos más realistas e interactivos, impactando sectores como la educación, el entretenimiento y el trabajo remoto. La personalización de estas experiencias se ha vuelto crucial; un estudio destaca que el 58% de los consumidores considera que la personalización influye en sus decisiones de compra. Además, las innovaciones en componentes tecnológicos, como CPUs y GPUs, junto con los auriculares de realidad mixta, sugieren una interacción más profunda al analizar datos como el movimiento ocular y la actividad eléctrica de la piel, ampliando las dimensiones de las experiencias inmersivas más allá de la vista y el sonido.

Memoria y Almacenamiento


La memoria y almacenamiento son, sin duda, esenciales para el futuro de las tecnologías emergentes como Realidad aumentada (RA, Realidad virtual (RV) y el Internet de las cosas (IoT). A medida que la Inteligencia artificial se utiliza para una variedad de industrias y aplicaciones, sus requisitos de memoria se convierten también en un desafío inevitable para las organizaciones que buscan aprovechar al máximo esta poderosa tecnología. En ese sentido, las aplicaciones de IA y machine learning extraen la información que requieren, procesando volúmenes sustanciales de datos para los cuales la infraestructura de almacenamiento es de vital importancia para garantizar un suministro continuo de datos a estas GPUs. Por tanto, sin los avances necesarios en soluciones de memoria, el potencial de la IA puede quedar sin ser explotado a su máximo potencial.

  Ciberseguridad en próximos meses será clave para afianzar nuevas tecnologías

Al mismo tiempo, el volumen de datos globales no ha ralentizado su crecimiento; de hecho, ha seguido aumentando año tras año, y se prevé que se acerque a 147 zettabytes en 2024. Las soluciones de memoria y almacenamiento desempeñarán un papel fundamental para garantizar que los datos se puedan almacenar, usar y compartir. Afortunadamente, hoy en día hay muchas innovaciones y mejoras, como DDR5 y SSDs son cada vez más rápidos y eficientes, servidores optimizados con IA y servidores en la nube. Es posible que las innovaciones en el ámbito de la memoria y el almacenamiento sean las que impulsen nuevas tecnologías este año .

Desafíos para este 2024


Muchos de los desafíos que enfrentaron las empresas y los gobiernos en 2023 continuarán en 2024, enfatizando la necesidad de soluciones efectivas y sostenibles.
Los problemas en la cadena de suministro que han surgido en los últimos años, causados por una serie de factores, incluidos los conflictos mundiales y el cambio climático, continúan afectando a todas las industrias y sectores, y el panorama tecnológico no ha sido inmune

La ciberseguridad ha sido una de las principales preocupaciones de las organizaciones, especialmente debido a la continua demanda de trabajo híbrido y remoto, y esto sin duda continuará en el 2024. Estudios indican que el 50% de las empresas han sido víctimas de un ciberataque exitoso en los últimos 3 años. Se prevé que el costo proyectado supere los $10 billones para fines del 2024. Si bien los avances tecnológicos, incluida la Inteligencia artificial, sin duda pueden ayudar a prevenir y mitigar el impacto de la ciberdelincuencia, uno de los mayores desafíos cibernéticos que enfrentarán las empresas en el 2024 será la aptitud de cada una para abordar el tema de seguridad.

  Carteras digitales, una opción que aumenta año con año

Tendencias y novedades
A medida que los desarrollos en hardware empujan los límites de la computación, se podría hablar de una revolución en el procesamiento de la información con capacidades de computación mucho mayores que las de los equipos convencionales. En el 2024, la computación cuántica podría capturar la misma emoción global que la IA ha tenido en el último año.

El trabajo híbrido seguirá siendo un tema candente para las organizaciones, ya que estas seguirán sintiendo los efectos del auge del trabajo remoto de 2020-2021. Si bien es posible que las organizaciones se encuentren con nuevas tecnologías y herramientas que les permitan formar equipos híbridos, también es posible que descubran nuevas trampas y riesgos a los que tendrán que hacer frente.

Por otra parte, los problemas relacionados con la aptitud serán imposibles de ignorar en el 2024, por tanto, es fundamental priorizar la atracción y retención de la aptitud, junto con mejorar la productividad de la fuerza laboral, allí está la clave. Y si bien varias tecnologías de IA pueden suavizar el impacto de la escasez de aptitud a través de la automatización de tareas, las empresas realmente tendrán que trabajar para atraer a personas capacitadas que puedan abordar la ciberdelincuencia, los datos y cualquier otro desafío futuro que enfrenten en 2024.