PARTIDOS POLÍTICOS FIRMAN PACTO DE ENTENDIMIENTO

En el marco de la campaña electoral para los comicios de 2024, los partidos políticos firmaron un pacto de entendimiento de buenas prácticas y no violencia política.
El evento contó con la presencia de la presidenta del Tribunal Supremo Electoral, Dora Esmeralda Martínez; y la procuradora para la Defensa de los Derechos Humanos, Raquel Caballero de Guevara, como testigos de honor.


A través de este pacto, los partidos políticos se comprometen a realizar una campaña electoral que contribuya con el proceso democrático salvadoreño y que genere condiciones para el ejercicio pleno de los derechos políticos de la ciudadanía, tomando en cuenta el principio de legalidad, la buena fe y dignidad humana.

Asimismo, asumen los compromisos de respetar los plazos establecidos para el ejercicio de la campaña electoral, de acuerdo con el artículo 81 de la Constitución de la República, y los artículos 172 al 179 del Código Electoral; de prevenir, sancionar y erradicar las violaciones al derecho de las mujeres a la participación política; prevenir cualquier acto de violencia política contra las mujeres y socializar el Protocolo para la Prevención y Atención de las Mujeres Víctimas de Violencia Política; evitar el uso de imágenes de niñas y niños en campañas electorales, fortalecer los mensajes con enfoque de derechos humanos de las personas con discapacidad, adultas mayores, población LGBTIQ+, de pueblos originarios y afrodescendientes; y respetar el derecho y la libertad de otros partidos para hacer campaña electoral, divulgando sus ideas y principios sin ningún temor.

Además, asumieron el compromiso de respetar los derechos humanos de los candidatos, de los electores y de todas las personas de la sociedad salvadoreña; y el respeto a las libertades de prensa y de información, facilitando el ejercicio de las mismas.

  En 2023, el Gobierno proyecta la inversión más grande en obra pública en la historia del país

Sobre el uso de tecnología, los partidos evitarán la manipulación de datos o creación de perfiles falsos en redes sociales para atacar a otros candidatos; y la difusión de información falsa o engañosa de manera sesgada, a través de las diferentes plataformas digitales, entre otros.