¿Cuáles son los mitos más comunes del Buró de Crédito?

NotiPress
Uno de los principales elementos que revisa una entidad financiera, empresas o una empresa comercial para otorgar un crédito es el Score de Buró de Crédito y Círculo de Crédito. Mientras más alto sea el puntaje evaluado por el Buró de Crédito, será más fácil acceder a créditos y mejores tasas; lo cual, genera una tranquilidad financiera. Sin embargo, de acuerdo con Prestadero, comunidad de préstamos entre personas en Internet en México, existen 6 mitos sobre el historial crediticio que afectan la vida financiera.

El primer mito más común del Buró de Crédito es que si el usuario se encuentra dentro de este, es lago malo. La realidad es que todos quienes han solicitado algún crédito personal, tarjeta de crédito o un plan de celular están en dentro de él.

Pues, el Buró de Crédito se encarga de recopilar la información sobre los hábitos de los créditos para llevar a cabo un registro. La calificación denominada Score crediticio, entre mayor sea, es mejor, haciendo que las instituciones puedan tener una referencia de a quien es bueno prestarle y a quien no.

Una de las preguntas más comunes es ¿se puede salir del Buró de Crédito?; la realidad, es que no, nadie quien haya entrado en el registro del Buró puede salir. Lo único es que se va actualizando la información, ya sea de manera positiva o negativa, dependiendo de cómo manejen sus créditos.

Igualmente, nadie puede sacar a alguien del Buró o mejorar su Score a cambio de un pago. Pues, el Buró de Crédito es una institución independiente de las instituciones financieras, comerciales y gubernamentales, y solo concentra la información crediticia y el comportamiento de pago.

  Ayudar a los adolescentes a dormir más: un estudio explora cómo conseguirlo 

¿Un grupo de elite puede borrar el Buró de Crédito de una persona a cambio de dinero? Este es el tercer mito de más común de la sociedad de información crediticia. Sin embargo, sí se pueden eliminar los créditos registrados de la base de datos en diferentes periodos de acuerdo al monto del adeudo que mantengan.

Otro mito muy común o error que cometen las personas con su Buró de Crédito es facilitarle su información a alguien, le dan el dinero prestado y se desentienden. Por ende, cuando se necesite del crédito y si esa persona no pagó, quien prestó el dinero será quien tendrá problemas.

¿Las instituciones financieras piden mucha información y no prestan el crédito solicitado? Falso, debido a que las entidades viven del crédito, entre más dan más ganan, deben ser rentables y les funciona.

Tener un Buró de Crédito envidiable por siempre pagar a tiempo, es el último de los mitos más frecuentes. Y es que, el cumplir con el monto no es suficiente, porque hay un gran nivel de investigación de la persona solicitante y porque se centran en el endeudamiento.

Aparecer en Buró de Crédito no es malo, es aquí donde se concentra el historial de las tarjetas de crédito, planes telefónicos, televisión de paga, crédito hipotecario o automotriz. Lo importante es en cómo se pagan dichos prestamos y/o los atrasos que se tienen; las instituciones financieras reportan la actividad cada mes.