Su amor por el deporte queda plasmado cada día

Su amor por el deporte queda plasmado cada día que sale a jugar o entrenar con su equipo en La Unión, pues debe trasladarse del Cantón Laguneta, Caserío Los Flores, en un recorrido que le toma una hora a pie o media hora en un vehículo doble tracción, hasta Jocoro, y luego 45 minutos más hasta su lugar de entrenamiento en El Sauce.

Con su cabello largo y liso, Rosa Elizabeth Segovia Saenz es de pocas palabras, más bien escasas, pero al vestir su uniforme se convierte en una gran atacante que busca con ahínco anotar para su equipo.

Dicha destreza fueron valoradas para ocupar un asiento en el viaje que hará El Refugio, equipo ganador de la I Copa Alevines que organizó el Instituto Nacional de los Deportes de El Salvador (INDES) y que fue premiado para participar del II Campus Sociodeportivo que efectuará en marzo en Madrid, España.

“Siento alegría cuando hago un gol”, dijo luego de pensarlo mucho.
La timidez que caracteriza a Rosa se refleja no solo en el trato con los extraños, sino también al momento de hacer goles, pues no los celebra, aunque cuando juega con sus hermanos festeja al estilo del portugués Cristiano Ronaldo.

“Me gusta ver jugar a Cristiano”, dice Rosa, a quien le encanta compartir el fútbol con sus tres hermanos menores, aunque comenta que “a veces entreno y me gusta hacerlo”.

Tras la convocatoria, la madre de la jugadora Reina Isabel Bonilla dice que ha pensado en lo mucho que le ayudará a mejorar su juego.

“Estoy contenta porque es un beneficio que le va a ayudar bastante y gracias al INDES por tomarla en cuenta, le pido a Dios que ella se vaya acostumbrando más al deporte porque es bien tímida, pero estoy contenta por la noticia”, dijo Bonilla.

  ANGIE GARCÍA GANA EL CAMPEONATO NACIONAL FEMENINO 2021

Reina explicó que ya han hablado con su hija para que intente ser más extrovertida, que sea más contenta con las personas, que hable más, pero tiene la confianza que “poco a poco va a ir soltándose”.

“Siempre la apoyamos, el papá es el que anda más en todo en lo del deporte, porque yo no puedo salir por los otros niños, pero yo siempre le doy permiso a ella de que salga”, comentó Reina, quien aseguró que “nunca le voy a quitar la oportunidad, porque esa es una oportunidad para ella y gracias a Dios que la tomaron en cuenta”.

Ambos padres reconocen que su hija es muy tranquila y obediente, y además ayuda a cuidar tanto al niño más pequeño como en los oficios de la casa.

“Ella se ha ganado que la tomaran en cuenta también, porque ella ha jugado bien todo el tiempo desde chiquitilla”, dijo Wilber Noel Segovia, padre de Rosa, quien asegura que está alegre “porque esas oportunidades no se dan nunca. Si yo hubiese tenido esa oportunidad como se la están dando a la niña estaría contento también, pero nunca hubo algo así”, reflexionó.

Don Wilber lleva el fútbol en la sangre y cuando puede lo practica y juega partidos con el equipo del cantón, aunque en su mejor momento se desempeñó como jugador de ligas menores.

“Desde chiquita la estoy apoyando en el fútbol, porque hay gente que dice no, las mujeres no deben jugar, pero ahora está igual, las mujeres y los hombres en el fútbol, está parejo”, dijo Don Wilber, quien tiene aclaró que la apoya en esta oportunidad que se le ha presentado.

  SALVADOREÑOS LOGRAN DOS OROS EN EL CENTROAMERICANO DE JUDO

El padre de Rosa, un apasionado del fútbol y de LaLiga, consideró que su hija no celebra sus goles debido a su timidez, pero reconoce que a él le gustaría que sí festejara cuando está jugando con su equipo.

“Siento alegría, más cuando hace goles, lo único que ella no celebra los goles, aquí en la casa le hace como Cristiano Ronaldo, pero yo quisiera que le hiciera así en la cancha, cuando está jugando, pero es muy tímida”, recalcó Wilber,

El padre de Rosa tiene la esperanza de que el viaje le ayude a su hija a interactuar mejor con sus amigos y compañeros.

“Tal vez ya se vaya soltando un poco más. Desde chiquita le gustaba hacer goles, si no se ponía a llorar, estamos contentos por la oportunidad que le han dado”, reiteró.