Algunos hábitos que se vinculan con un mayor riesgo de padecer Alzheimer

NotiPress

Según la Asociación de Alzheimer, la demencia es un término general para nombrar el deterioro de la capacidad mental, lo suficientemente grave como para interferir con la vida cotidiana. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, más de 55 millones de personas viven con este padecimiento en el mundo, con casi 10 millones de nuevos casos cada año. De estos, la enfermedad de Alzheimer es la principal forma de demencia y los hábitos de vida, además de otras causas, pueden jugar un papel en el riesgo de padecerla.

No dormir lo suficiente es un factor de riesgo, según un estudio publicado en la revista Nature. De esta forma, es recomendable dormir de siete a nueve horas por la noche, pues dormir menos aumenta las probabilidades de padecer demencia. Otros estudios también mencionan un vínculo entre una mala dieta y una mayor probabilidad de padecer Alzheimer. En particular, un estudio de 2018 encontró que una dieta mediterránea puede ayudar a reducir el riesgo de demencia y la acumulación en el cuerpo de sustancias características de la enfermedad de Alzheimer.

El aislamiento social también es un factor de riesgo para una función cerebral disminuida, por los efectos positivos de la socialización en términos de salud mental. De esta forma, el aislamiento social se vincula con una disminución de la memoria en hombres y mujeres mayores, según lo publicado en la revista The Journals of Gerontology. La falta de educación en la adolescencia también se vincula con el riesgo de padecer Alzheimer, al menos en un 7% de los casos. De esta forma, los especialistas recomiendan no sólo proporcionar educación primaria y secundaria a todos los niños, sino también mantener una mente activa en la edad adulta.

  QUE VER EN ABRIL EN HBO Y HBO GO

Los especialistas también vinculan una vida sedentaria con un mayor riesgo de padecer demencia e incluso un estudio encontró que caminar un par de veces a la semana puede disminuir este riesgo. El consumo de alcohol también se asocia con un 1% de casos de demencia, particularmente el consumo de más de 21 unidades a la semana durante la juventud. Similarmente se considera que el tabaco y fumar durante la edad adulta llegan a causar hasta el 5% de los casos de demencia, según la Asociación de Alzheimer.

Aunque existen algunos factores físicos y genéticos vinculados con el Alzheimer, como la edad, el historial familiar o heridas en la cabeza, otros se relacionan con los hábitos de vida. De esta forma, es recomendable evitarlos, particularmente si se cuenta con alguna otra predisposición física o genética conocida.