Equipos del Gobierno trabajan en la reconstrucción de obras públicas dañadas por las lluvias

El Gobierno del Presidente Nayib Bukele continúa ejecutando las obras de reconstrucción de la infraestructura pública que resultó afectada por la tormenta tropical Julia en octubre, pasado, especialmente en la zona oriental del país.

En la calle que de Yoloaiquín conduce hacia el cantón Las Cruces, en Morazán, los equipos del Ministerio de Obras Públicas (MOP) trabajan en la construcción de un muro de mampostería de piedra de 2.5 metros de alto, 1.20 metros de ancho, y 3.30 metros de profundidad. Este muro es de alta resistencia y protegerá la zona donde se produjo el hundimiento.

Como parte de las obras para dar solución al problema, tras la construcción del muro, se trabaja también en el relleno de una cárcava con un aproximado de 60 metros cúbicos de material.

Asimismo, se harán nueve metros de cuneta, y la pavimentación del tramo de la calle que fue afectado por las fuertes corrientes. En la zona, por el momento solo se encuentra habilitado un carril de la calle que conduce al cantón Las Cruces, mientras duren los trabajos.

Se espera concluir las obras de protección a inicios de diciembre. Estos trabajos brindarán seguridad a los más de 7,000 habitantes de Yoloaiquín.

Además, el Gobierno trabaja en otros puntos del país para dar solución a las afectaciones que dejó la tormenta tropical Julia, como el caso de la reconstrucción del puente temporal sobre el río Titihuapa, entre San Ildefonso, San Vicente, y Ciudad Dolores, Cabañas, que colapsó totalmente. Luego, se iniciará con la construcción de un puente definitivo de concreto, para garantizar una conectividad vial segura en la zona.

  Gobierno pide ley de compensación económica en la Asamblea Legislativa

En cantón Pasaquinita, La Unión, donde colapsó el puente se eliminó una cárcava contigua a la infraestructura y también se trabaja en el diseño de un puente permanente.

En el Centro Escolar Ignacio Cordero, de Chalchuapa, el MOP, desarrolla el desalojo de escombros, tras el derrumbe de un muro perimetral de 45 metros, para luego iniciar su reconstrucción. El muro se cayó ante el exceso de humedad provocado por las lluvias.