El estrés también afecta la forma de gastar y manejar el dinero

NotiPress
Durante el primer año de la pandemia por la Covid-19 las tasas de trastornos, que ya son comunes, como la depresión y la ansiedad, aumentaron en 25 por ciento. Ello, de acuerdo con el informe mundial sobre Salud Mental: Transformar la Salud Mental para Todos 2022 de la OMS. Asimismo, según datos del Money and Mental Health Policy Institute de Gran Bretaña, casi la mitad de las personas con una mala situación financiera podrían tener problemas de salud mental.


La inestabilidad financiera y mental son problemas comunes; de hecho, ambas tienden a intensificarse y se vuelven peor con el tiempo. Para Gerardo Obregón, fundador de la comunidad de préstamos entre personas en Internet, Prestadero, una mala situación financiera puede llegar afectar diferentes aspectos, y uno de ellos es la salud mental.


“Por lo general, cuando tenemos deudas, llegamos a fin de mes tronándonos los dedos porque simplemente no nos alcanza. Sometiéndonos así a niveles de estrés que tienden a afectarnos en diferentes aspectos de nuestra vida, creándonos una reacción en cadena que inclusive puede afectarnos a nivel físico, no solo mental. Pues generamos una tendencia a enfermarnos fácilmente por nuestra mala situación financiera”, informó Obregón.


Como consecuencia de lo anterior, el estrés también afecta la forma de gastar y manejar el dinero. Así entonces, a razón del Día Internacional de la Salud Mental que se celebra cada 10 de octubre, Prestadero, compartió recomendaciones para salir adelante ante las deudas a tope. Igualmente el cómo, evitar problemas de salud mental debido a una mala situación financiera.
De esta manera, la primera recomendación es pagar más del mínimo requerido para liquidar una deuda. Por lo tanto, dicho pago solo reduce una pequeña parte de la deuda, tardando más años en liquidarla. Otra sugerencia es reducir o eliminar el uso de tarjetas de crédito.

  Triatlón desarrollo la primera fecha del campeonato nacional 2020

Lo recomendable es no usarlas hasta que se retome el control de las finanzas y no cargarlas en la cartera.


Corta gastos, es otro tip, pues, el hacer un análisis de las deudas detendrá gastos desmedidos, incluso los hormiga o no planeados ayudando a evitar problemas de salud mental. Finalmente, la última recomendación es que cuando no se puede pagar más del mínimo, se vale refinanciar deuda con deuda. Esto es una buena estrategia siempre y cuando el nuevo crédito tenga una menor tasa de interés.