Mosquitos: ¿Por qué pican más a unas personas que a otras? 

NotiPress

Los expertos en la salud del Hospital Houston Methodist compartieron a NotiPress cuáles son las verdaderas causas del por qué los mosquitos pican a las personas. Sin embargo, es importante primero entender por qué pican más a unas personas en comparación a otras y cuáles son esos motivos.

De acuerdo con los especialistas, el mosquito o culícidos perciben a través de su cuerpo una variedad de señales las cuales alertan la presencia de un ser humano. Este tipo de radares pueden percibir el dióxido de carbono, olores de la piel y el calor corporal.

Primero, los sensores del gusto del mosquito detectan el dióxido de carbono cuya reacción química es consecuencia de exhalar al respirar. El insecto perteneciente a la familia de los dípteros nematóceros puede identificar este gas a una distancia de 15 a 30 metros de longitud.

Cuando el insecto se acera a las personas, sus sensores olfativos se activan y buscan los olores de la piel, por ejemplo ácido láctico. También amoniaco o simplemente los olores creados por bacterias naturales cuyo alojamiento se encuentra en la dermis.

Afirman que la detección del dióxido de carbono y el olor del cuerpo, determinan si el mosquito ignora o presta más atención para identificar a su víctima. Mientras se va acercando más, puede sentir finalmente el calor del cuerpo humano, es ahí donde aterriza y activa los sensores del gusto para picar en el lugar correcto.

Para algunos existe el mito de que los mosquitos son atraídos por ciertas personas, esto es cierto, pero depende qué tantos atrayentes produce una persona. Incluso, la genética está en juego, pues contribuye en gran medida para determinar si una persona es susceptible a ser picado por los mosquitos.

  TV Azteca lanzó Bajo el Alma en 20 mercados mundiales a través de Storytel

En ese sentido, los especialistas del Hospital Houston Methodist señalan seis razones por las que un mosquito puede picar más a una persona. El primero es el tamaño, pues, dependiendo de la altura de una persona lo hace más tentador para los mosquitos.

Al ser más grande necesita una mayor cantidad de oxígeno para respirar, ello se traduce en un mayor número de dióxido de carbono al exhalar“, explican los científicos. También influye la temperatura corporal, pues los mosquitos lo utilizan a su favor para localizar su objetivo y suelen elegir las pieles con mayor temperatura para picar.

Igualmente, influye el sudor corporal, esto está asociado con el incremento de la temperatura corporal por el ejercicio. Aunque científicamente el sudor en los seres humanos es inodoro, para los mosquitos no es así, pues estudios revelan que les atrae el ácido láctico y el amoniaco encontrados en el mismo.

Otros factores son el embarazo debido a la mayor cantidad de dióxido de carbono al exhalar las bacterias en la piel e incluso la dieta de una persona. Esto último está marcado por las comidas y bebidas, en específico aquellas personas que consumen alcohol como la cerveza, el cual es un estimulante para estos insectos.

Hasta el momento, no existe remedio alguno para evitar las picaduras de los mosquitos o alejarlos sin necesidad de algún químico. No obstante, los especialistas del Hospital Houston Methodist afirman que los alimentos ricos en vitamina B o comer ajos puede ayudar a repeler a los mosquitos, aun cuando no es una determinante.