LA SELECTA FEMENINA AFINÓ LA PUNTERÍA

La Selección femenina de fútbol playa completó su cuarta semana de trabajo y entró en la recta final de su preparación con miras a El Salvador Beach Soccer Cup 2022, que se efectuará del 14 al 16 de abril en el estadio Costa del Sol.


“Estuvimos afinando más los detalles en la parte de definición, sabemos que es una parte muy importante dentro de la modalidad y le estamos apostando más a eso, para entrar a un 100 por ciento en la competencia”, comentó Elías Ramírez, técnico del equipo nacional femenino.


El estratega también explicó que durante los primeros cuatro microciclos trabajaron mucho la parte táctica, ya que necesita que todas las jugadoras estén en la misma sintonía.


Por otra parte, el seleccionador está satisfecho con el rendimiento físico de las jugadoras, lo cual atribuyen, en parte, a las prácticas que hicieron previamente en las diferentes zonas del país, lo que permitió a las jugadoras conocer la exigencia que tendrían en la selección.


“Físicamente están muy bien, porque nosotros, dos o tres meses atrás, estuvimos haciendo los entrenos sectoriales y ahí aprovechamos, sabíamos que esto nos iba a ayudar bastante y ellas físicamente están muy bien. Ahora que hemos hecho las pruebas físicas y todo, el preparador físico ha evaluado y ha sacado muy buenos resultados de todas ellas”, comentó.


En cuanto a los rivales que enfrentarán en la competencia, el técnico recordó que ya enfrentaron a dos de ellos, mientras que al tercero ya lo estudian.


“Con dos rivales ya hemos jugado (Bahamas y Estados Unidos) y ya estamos haciendo análisis de video para contrarrestar los ataques de ellos y poder atacar los lados más vulnerables de estas selecciones. De Argentina conocemos poco de su esquema de juego; pero igual, sabemos que no va a cambiar tanto porque en la parte de Sudamérica, en Concacaf, casi se maneja el mismo nivel, es diferente en los equipos europeos que ya están un peldaño más arriba que todos nosotros”, comentó.

  INDES PREMIÓ A JORGE MERINO POR SU ORO EN EL PANAMERICANO DE KARATE


Sobre la presión que tendrán las jugadoras salvadoreñas durante la competencia, Ramírez no parece preocuparse, ya que tendrá un equipo balanceado en cuanto a experiencia y novatez.


“Tenemos jugadoras que ya vivieron esa presión en 2019, ellas tuvieron esa dicha de estar ahí, tenemos una base que es la que nos va a ayudar bastante a soportar esa presión que sabemos que en los partidos se van a dar, que ellas van a saber resolver dentro del terreno de juego los problemas y saber dominar los buenos y malos momentos”, explicó.