AES y hotel Courtyard inauguran electrolinera

AES continúa promoviendo la movilidad eléctrica en El Salvador, acelerando junto con aliados estratégicos el futuro de la energía.

AES El Salvador, a través de su división Soluciones, y el hotel Courtyard, de la cadena Marriott, inauguraron una nueva electrolinera. La estación de carga para vehículos eléctricos fue instalada frente a la entrada del hotel, ubicado en el centro comercial La Gran Vía, en el municipio de Antiguo Cuscatlán.

“AES es un socio estratégico que también busca oportunidades de incorporar nuevas iniciativas con impacto en el cuidado del medio ambiente, lo cual genera confianza de aliarnos en estos proyectos que no solo son innovadores, sino que nos permiten dejar un mejor futuro a las nuevas generaciones” destacó Marco Quinteros Quiroga, Gerente General, Hotel Courtyard – Marriott.

Con la nueva electrolinera en el hotel Courtyard, AES cuenta con 19 puntos de carga distribuidos en sus oficinas y en ubicaciones de socios estratégicos. Asimismo, ha incorporado a su flota vehicular 15 vehículos eléctricos para implementar esta tecnología en sus operaciones. 

Durante el 2022, la empresa de energía continuará instalado más estaciones de carga en lugares de acceso público, extendiendo así la cobertura de su red de estaciones en beneficio de los usuarios de vehículos eléctricos y el medioambiente.

“Estamos consolidando nuestra estrategia de innovación mediante la electromovilidad. Para AES la energía es vida y movimiento, por ello seguiremos adoptando todas las características de este valioso recurso para seguir desarrollando nuevas soluciones energéticas” expresó el Presidente Ejecutivo de AES El Salvador, Abraham Bichara.

Beneficios de la electromovilidad

La empresa de energía precisó que la carga completa de la batería de un vehículo eléctrico promedio ronda las cuatro horas y representa un costo de entre seis a siete dólares, brindando una autonomía de movimiento aproximadamente de 400 kilómetros.

  PLATZI BUSCA BOOM DE STARTUPS EN EL SALVADOR

AES informó que, durante la etapa de introducción de este servicio, los propietarios de vehículos eléctricos que quieran hacer uso de la electrolinera no tendrán que pagar por la energía consumida, esto con el objetivo de estimular la electromovilidad en el país.

Otra de las ventajas de la electromovilidad es su impacto medioambiental. Un vehículo eléctrico es cero emisiones, es decir, mientras está en movimiento no produce gases contaminantes, lo que impacta directamente en mejorar la calidad de aire en las ciudades.

Adicionalmente, los automóviles que funcionan con energía casi no emiten ruido, reduciendo así la contaminación acústica.

Asimismo, los carros eléctricos no requieren de lubricantes y filtros, lo que reduce el manejo de residuos peligrosos y contaminantes.