Banco CUSCATLAN invertirá $100 millones en Créditos PYME

De acuerdo al análisis de la institución, las Pequeñas y Medianas Empresas ejecutarán importantes inversiones que habían quedado postergadas por la pandemia y que en este 2022 vendrán a inyectar dinamismo a la economía salvadoreña.

Proyectos como ampliación de flotas, compra de locales, cambio de equipos, remodelaciones o inversión en ecoeficiencia, son solo algunos de los proyectos que la institución tiene previsto financiar como parte de su plan estratégico de apoyo a la Pequeña y Mediana Empresa.

El análisis de Banca Pyme de Banco CUSCATLAN prevé que las solicitudes de crédito podrían superar en dicha institución, los $100 millones en los primeros trimestres del año, ya que además de cubrir los nuevos proyectos, se estima que los créditos para capital de trabajo tendrán un importante crecimiento producto de la normalización de actividades comerciales aun en medio de la pandemia.

Los principales sectores de la Pyme que se espera inyecten dinamismo a la economía salvadoreña son Comercio, Industria y Servicios. La institución financiera tiene proyectado que su cartera Pyme alcance un crecimiento del 20% respecto al año 2019 comparándolo contra la actividad comercial prepandemia, y para ello ha fortalecido su equipo comercial distribuido en todo el país por medio de tres Hub Pyme- uno por cada zona del país- donde ejecutivos especializados, asesoran a los empresarios del segmento para agregar valor a sus decisiones de negocio.

“Tenemos una proyección muy positiva del comportamiento de la Pequeña y Mediana Empresa en este año 2022. Y así como lo hicimos en los peores momentos de la pandemia apoyando con diferimientos de pago, ahora estaremos impulsándolos a crecer y seguir generando empleos y desarrollo para nuestro país. Esa es nuestra visión: estar con las Pymes en las buenas y en las no tan buenas”, dijo Santiago Díaz, gerente de Banca Pyme de Banco CUSCATLAN.  

  Museo de Alemania evalúa impacto de Berlín en el mundo

Los principales destinos que requiere la Pequeña y Mediana Empresa son: Capital de trabajo para financiar cuentas por cobrar, compra de inventario, planillas y proveedores entre otros. De igual forma tienen previsto un despunte en el crecimiento de créditos PYME financiando Créditos de Inversión o Crecimiento como compra de local comercial o mejoras al existente, compra de vehículos repartidores, maquinaria y equipo.

De igual forma, el banco espera contribuir de igual forma con la mejora del flujo de efectivo de las empresas a través de consolidación / traslado de deudas comerciales existentes, puesto que consolidar créditos le permite tener un ahorro en las cuotas mensuales que paga actualmente y éste se traduce en una mejora en la rentabilidad o se puede utilizar en otros proyectos de expansión.

Profesionales independientes con ventas anuales mayores a $36,000 y así como empresas con ventas anuales superiores a $100,000 son consideradas para aplicar a financiamiento y recibir periodos de gracia de entre 3 y 6 meses según sea el caso dada la competitividad que se espera tenga el financiamiento a la pyme en este periodo.

Fortalecimiento de la PYME

La Digitalización de las operaciones de la Pequeña y Mediana Empresa, así como el manejo eficiente de sus finanzas, cobranzas efectivas, entre otros, son temas vitales dentro del plan de capacitaciones que la institución financiera desarrollará para sus clientes a lo largo del año 2022 con el objetivo de profesionalizar cada vez más sus operaciones. Todo ello de la mano de expertos nacionales y extranjeros que compartirán experiencias valiosas para quienes aspiran trascender a la Mediana y Gran Empresa. Actualmente la Cartera de Banca PYME está conformada por cerca de 20,000 clientes en materia de créditos, un 24% son lideradas por mujeres y se proyecta que este segmento también tenga un importante crecimiento apalancado por productos especializados con tasas y plazos diferenciados que impulsen a las empresarias a continuar invirtiendo.