Encargada de negocios visitó nuevo Centro de Investigación Forense

La encargada de negocios de la Embajada de los Estados Unidos, Jean Manes, realizó un recorrido por el nuevo Centro de Investigación Forense (CIF), el cual servirá para el combate al crimen organizado en El Salvador.  Este es un proyecto que tiene un costo de más de $30 millones y es el resultado de la colaboración entre la Fundación Howard G. Buffett (HGBF), y la Oficina del Departamento de Estado para Asuntos Internacionales Anti-Narcóticos y de Aplicación de la Ley (INL por sus siglas en inglés), y la Policía Nacional Civil (PNC).

El CIF cambiará el juego de las investigaciones forenses con los más altos estándares de calidad de la ciencia forense, el análisis de ADN.  El edificio también cuenta con una planta purificadora de aguas siendo este el primer centro forense amigable al medioambiente en América Central.

En 2017, el INL, el HGBF y la PNC formaron una asociación (¿asocio?) público-privada(o) para mejorar la seguridad y reducir la impunidad en El Salvador mediante el fortalecimiento de la capacidad forense y la construcción de un laboratorio criminalístico muy necesario. 

A mediados de 2017, se firmó un Memorando de Entendimiento en el que se describían ampliamente las funciones y responsabilidades de todas las partes.  El memorando designó al HGBF para supervisar y financiar la construcción de un nuevo laboratorio de criminalística, al INL para proporcionar asistencia técnica y programas de capacitación para fortalecer los servicios forenses de la policía, y a la PNC para garantizar la sostenibilidad programática y la dotación de personal adecuada. 

El Centro de 14,000 metros cuadrados fue construido en Nuevo Cuscatlán a un costo de 30 millones de dólares, incluyendo su equipamiento especializado, financiado en su totalidad por la Fundación Howard G. Buffet.  Esta nueva instalación alberga nueve disciplinas forenses. 

  Gobierno verifica avances en obras del parque Surf City

El CIF incluirá una base de datos de ADN que está en desarrollo de delincuentes para poder ser usada por el sector judicial. Asimismo, se incluirá en la base de datos el ADN de personas desaparecidas para ayudar a la identificación de las víctimas en estos casos que aún están bajo investigación.  La construcción de las instalaciones del Centro se completó a principios de 2021 y está en funcionamiento desde agosto de 2021.  Las instalaciones cuentan con 260 empleados.  Se espera que aumente a 560 personas en un período de cuatro años. 

El CIF es el edificio gubernamental más avanzado tecnológicamente en El Salvador, con un sistema de gestión de edificios (BMS), un sistema de mitigación de incendios controlado centralmente, aire acondicionado centralizado compartimentado, CCTV, controles de acceso biométricos y una planta de tratamiento de agua.  Con la ayuda del INL, muchos de los servicios forenses están ahora acreditados por la Organización Internacional de Estandarización; conocida por las siglas ISO.