Ortega es el virtual ganador del proceso electoral muy cuestionado

Las elecciones celebradas el domingo en Nicaragua desde un inicio estuvieron llenas de anomalías, según explica el periodista Nicaragüense Nelson Rodríguez miembro de la Comisión Centroamericana de Medios de la Compañía de Jesús (CCAM).

Según un monitoreo hecho por Azul y Blanco, de la opositora Unidad Nacional Azul y Blanco, entre el 5 y 6 de noviembre en la víspera de las elecciones se reportaron 21 detenciones arbitrarias, según explica el periodista de la Comisión Centroamericana de Medios de la Compañía de Jesús, CCAM, Nelson Rodríguez.

Durante la jornada electoral se detuvo a dos periodistas, según explica el comunicador el motivo es por no andar autorizados para poder cubrir las elecciones.

A la jornada electoral solo se les acredito a los medios afines al presidente Daniel Ortega y se excluyeron los medios autodenominados independientes y también se impidió el ingreso de medios extranjeros.

Las manifestaciones en Nicaragua están prohibidas, incluso hacer referencia a lo que está ocurriendo en el territorio, por lo que nicaraguenses en el exilio tuvieron que mostrar su rechazo al régimen de Ortega a través de otros países y aseguran que la oposición no existe, porque está detenida.

Plataformas informativas de nicaragüenses en el exilio, reportaron marchas opositoras en San José, Costa Rica, París, Francia, en Madrid, España, en diferentes ciudades de los Estados Unidos e incluso en San Salvador.

Según ha dado a conocer el Consejo Supremo Electoral de Nicaragua Daniel Ortega se ha convertido en virtual ganador 74.99% de los votos, sin embargo son muchas las voces internacionales que dicen que este proceso carece de legitimidad.

Los comicios “completan la conversión de Nicaragua en un régimen autocrático”, aseguró el alto representante para la Política Exterior de la UE, Josep Borrell, al leer una declaración en nombre de los Veintisiete.

  Reducción de tumores malignos en el cerebro sin cirugía ya es una realidad

En la declaración, se hace un llamamiento a Ortega para que “devuelva la soberanía de Nicaragua al pueblo nicaragüense” y, además, no descarta adoptar restricciones que “puedan ir más allá” de las individuales.

Gobiernos europeos por separado, como el de Alemania y España, se pronunciaron asimismo en similar tono sobre estos comicios.

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, aseguró en Madrid que lo de este domingo en Nicaragua “no se puede llamar elecciones, han sido una burla” al pueblo, a UE, la comunidad internacional y la democracia. Además, exigió la liberación de los opositores y periodistas detenidos en el país centroamericano.

Radio Francia Internacional entrevisto a una periodista nicaragüense quien dijo que la gran ganadora de los comicios electorales parece ser la abstención ya que según la plataforma independiente de observación electoral “Urnas Abiertas” esta se eleva a 81.5%.

Para el director de estudios Gilles Bataillon, sociólogo de la Escuela de Estudios Superiores en Ciencias Sociales, los comicios en Nicaragua han sido una ‘farsa electoral’.

A nivel mundial los comisios de Nicaragua del pasado domingo han sido catalogados como una farsa y carentes de legitimidad y el gobierno español consideró que el proceso electoral había sido una “burla”.