Salvador Gómez Gochez, un salvadoreño visionario y con mucho valor

Desde muy joven vio en Estados Unidos una de las alternativas de mejorar su vida y la de su familia, debido a esto Salvador Gómez Góchez, en 1980 decidió partir de forma irregular, hacia el país del norte.

La situación de guerra civil que vivía El Salvador en ese momento y las pocas oportunidades de desarrollo para los jóvenes obligaron a aquel estudiante universitario de último año de ingeniería a migrar.

Junto con tres miembros de su familia, Salvador partió por tierra, exponiéndose a los peligros de todo migrante. Su travesía duró 24 días.

El joven ahuachapaneco encontró trabajo en un parqueo a los pocos días de su llegada a Los Ángeles.

Salvador también comenzó a buscar incorporarse a los movimientos de lucha en pro de los migrantes.

En Estados Unidos existía el Movimiento de Solidaridad para parar la guerra en El Salvador, también la Fraternidad Salvadoreña, que buscaba apoyo de iglesias para albergar a migrantes salvadoreños que recién llegaban al país norteamericano. Gómez se incorporó a ellos.

Además, se unió al Movimiento Chicano, cuya misión era buscar la legalización de los migrantes.

Gómez es considerado uno de los impulsores del voto salvadoreño en el exterior, y el día que la Asamblea Legislativa de El Salvador lo aprobó fue invitado de honor en el Salón Azul.

Juan Pablo Duran presidente de BANDESAL y Salvador Gómez G presidente de PROESA

Siempre quiso que la dignidad del migrante salvadoreño fuera reconocida en Estados Unidos. Esa lucha la comenzó desde su llegada. Gómez tenía en mente que los salvadoreños tuvieran su día en Estados Unidos y fuera reconocido por las autoridades.

Con esa idea, en 1999 organizó en Los Ángeles una celebración en honor de los salvadoreños. El siguiente año, Gómez solicitó permiso a las autoridades para que cerca de cuatro mil connacionales celebraran.

  Cuál es el impacto del clima en el bienestar laboral

Fue acordado que los migrantes salvadoreños tuvieran cada 6 de agosto su día en Estados Unidos, fecha histórica porque son las fiestas patronales de San Salvador en honor al Divino Salvador del Mundo.

Hoy en día además funge como presidente del Organismo Promotor de Exportaciones e Inversiones de El Salvador (PROESA) y desde ahí se ha convertido en el hombre clave en el gabinete del presidente Nayib Bukele, pues Gómez Gochez trabaja incansablemente por la generación y atracción de inversión a El Salvador.

Uno de los proyectos que tiene es junto con el alcalde del municipio de Metapán, en Santa Ana, Israel Peraza, que planean la construcción de una pista de aterrizaje de avionetas y aviones pequeños en ese municipio.

El presidente de Proesa se reunió con el Alcalde de Metapán, Israel Peraza, “quien vivió más de 34 años en el exterior, en los Ángeles California, y que ha decidido regresar a su municipio de origen para apoyar a su gente y brindarles mejores oportunidades de vida”.

Cristy de Gómez