Las aplicaciones diarias de la segunda dosis de la vacuna contra el COVID-19 superan a las de primera vez

La mayor cantidad de vacunas contra el COVID-19 que son aplicadas cada día en El Salvador han pasado a ser de segunda dosis. Esta conversión es lógica, en virtud al rápido avance que se lleva en el Plan Nacional de Vacunación.

Solo durante la jornada de vacunación del pasado miércoles, de las 93,414 vacunas administradas 20,996 fueron de primera dosis y 72,418 correspondieron a personas que acudieron a los centros de vacunación del país a completar su esquema con la segunda dosis del fármaco de las diferentes casas farmacéuticas.

 La proporción de personas vacunadas con la segunda dosis ha ido en aumento conforme se avanza en el Plan Nacional de Vacunación: es una relación normal y mientras más personas completen su esquema, tenderá a disminuir el número de las vacunas de primera dosis.

 El Gobierno del Presidente Nayib Bukele inició la vacunación el pasado 17 de febrero. Hasta el 24 de agosto han sido aplicadas 5,794,261 vacunas, de las cuales 3,383,511 son de primera dosis y 2,410,750 ya cuentan con la segunda dosis.

Todos los salvadoreños mayores de 12 años deben ser vacunados contra el SARS-CoV2 para evitar complicaciones de salud, sobre todo, por la circulación de las diferentes variantes de interés que ya circulan en el territorio.

 También el grupo de embarazadas arriba de la semana 16 de gestación puede ser vacunadas. Ellas deben de tener la garantía que el biológico no afectará el desarrollo de su bebé y tampoco se pone en riesgo la vida de las madres; todo lo contrario, se ofrecen más beneficios para cuidarlos.

  Impulsan iniciativas de artistas urbanos para la recuperación de espacios

Los salvadoreños que aún no se vacunan deben de romper el escepticismo y los mitos y agendar, cuanto antes, una cita por medio de las diferentes plataformas que el Gobierno ha puesto a la disposición: sitio web, vía mensaje de texto, llamando al 132 o acudiendo con los promotores de salud, y en menos de 72 horas, poder recibir la vacuna para estar mejor protegido contra los efectos del virus.