El Salvador recibe buque de patrulla costera para fortalecer el combate a la criminalidad

Este jueves llegó al país un nuevo un buque de patrulla costera, que fortalecerá el trabajo que desarrolla la Fuerza Naval. El buque de patrulla costera PM-15, nombrado “Patrullero 15”, está valorado en $6 millones.

La adquisición fue facilitada gracias al apoyo proporcionado por el Gobierno de los Estados Unidos, a través de la embajada en el país, con un aporte de $4.2 millones, El Salvador aportó $1.8 millones.

En el acto de recepción participó el ministro de Defensa, René Merino Monroy, junto a la encargada de negocios de Estados Unidos, Jean Manes, y el jefe de Comando Sur de los Estados Unidos, almirante Craig S. Faller.

“Desde 1951 que se fundó la Fuerza Naval, este es el primer Buque nuevo que recibe El Salvador. Ya que los buques que se tenían eran reparados y puestos en servicio para la Fuerza Naval. Con ello, nuestra Fuerza Armada está buscando el profesionalismo, mejorando sus capacidades para la lucha frente a las amenazas transnacionales”, manifestó el ministro Merino Monroy.

Con la implementación del Plan Control Territorial (PCT), por parte del Gobierno del Presidente Bukele, se han logrado importantes incautaciones de diferentes drogas. Esta nueva adquisición agilizará el trabajo operativo de las fuerzas especiales en la costa salvadoreña.

El buque tiene la capacidad para una tripulación a bordo de 10 personas, con adaptaciones que le permiten permanecer en la estación en apoyo de misiones en el mar durante períodos prolongados. También viene con un bote inflable de casco rígido (RHIB) de 5.7 metros para 10 personas.

La encargada de negocios de la embajada de Estados Unidos para El Salvador aseguró que hacer frente a la criminalidad es un compromiso para ambos países, lucha que se debe de hacer todos los días.

  No organizar festividades para contener la propagación de COVID-19

“Las actividades ilícitas no se quedan dentro de las fronteras de un país en particular, el crimen no respeta las fronteras y nosotros no podemos dejar que estos se interpongan en el camino de la justicia, el crimen y las injusticias afectan a los sectores vulnerables de nuestros pueblos”, dijo Manes. 

Con el nuevo buque marítimo se confirma la visión y la mística de trabajo de la Fuerza Armada de El Salvador y sus diferentes ramas, como la Fuerza Naval, en pro de la seguridad de los salvadoreños, el cumplimiento de la misión de defender a la sociedad y de combatir delitos como el narcotráfico.