Gobierno despliega 400 agentes de la PNC para inspeccionar aplicación de medidas de bioseguridad

El Salvador-El Gobierno reforzó hoy el personal que se encarga de las inspecciones en autobuses y microbuses del transporte público e incrementó el número de puntos de control para verificar que los trabajadores y usuarios de las unidades cumplan con las medidas preventivas para evitar el contagio de COVID-19.

La División de Tránsito Terrestre, de la Policía Nacional Civil (PNC) con el apoyo de gestores del Viceministerio de Transporte (VMT) instalaron cinco controles vehiculares en lugares estratégicos de la capital.

“Estamos en diferentes puntos de la capital y del país, verificando las medidas de bioseguridad. Hoy estamos frente a la terminal (de autobuses) de Occidente”, informó el viceministro de Transporte, Saúl Castelar, quien encabezó la verificación en el referido puesto.

El funcionario se dirigió a la población que hace uso del transporte colectivo: “Hacemos un llamado de conciencia a los pasajeros para que durante el viaje en el transporte público no olviden usar la mascarilla”, indicó el funcionario.

El uso de la mascarilla, además del distanciamiento físico y la disponibilidad de dispensadores de alcohol gel son las medidas recomendadas para implementar dentro de las unidades de transporte; los agentes de la PNC y VMT constataron que estas normas son acatadas por la mayoría de pasajeros y transportistas.

La PNC ha desplegado 400 agentes, en todo el país, distribuidos en un promedio de 2 a 3 retenes vehiculares por departamento, en puntos de mayor afluencia de transporte público y pasajeros.

Por mandato del Presidente Nayib Bukele los esfuerzos para evitar contagios de COVID-19 se han intensificado debido al alza registrada durante las últimas cuatro semanas. El viceministro confirmó que “ya sobrepasamos los 300 casos (diarios), y eso nos debe llevar a no bajar la guardia”.

  Obras de reparación en cárcava con un avance del 90 %

A la fecha, el país registra un acumulado, desde el inicio de la pandemia, de 47,948 casos confirmados, de los cuales, 42,668 se han recuperado, 1,390 han fallecido, y 3,890 casos permanecen activos, recibiendo tratamiento en su casa o en un centro hospitalario.