USAID y gobierno de El Salvador inauguran centro de estudios en Quezaltepeque

El Ministerio de Educación, junto con la Agencia los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) inauguraron las nuevas instalaciones del Instituto Nacional José María Peralta Lagos de Quezaltepeque, en La Libertad.

El instituto cuenta ahora con 11 aulas, un centro de cómputo, un laboratorio de ciencias, talleres para prácticas eléctricas y de panadería. Además, tiene accesos para personas con discapacidad motriz o visual y amplios espacios para el esparcimiento del alumnado.

Funcionarios e educación aseguraron que la pandemia obligó a acelerar la transformación de la metodología de enseñanza y recurrir a distintas plataformas para dar continuidad a la educación de niños y jóvenes, además, dijo que el diseño de los nuevos espacios en el centro de estudios, permite un desarrollo integral de docentes y estudiantes.

Con una inversión total de USAID por $2.9 millones, las nuevas instalaciones beneficiarán a más de 500 estudiantes de bachillerato, 30 docentes y 12 miembros del personal administrativo.

El embajador de Estados Unidos, Ronald Johnson, reiteró el respaldo del país norteamericano para continuar trabajando de la mano con El Salvador.

“Ahora, gracias a USAID, más de 500 estudiantes podrán desarrollar su proyecto. Vemos jóvenes aprendiendo cosas nuevas”, sostuvo el embajador.

La estructura amplía el acceso a una educación de calidad en Quezaltepeque. Esto es esencial para mantener a la juventud en riesgo alejada de la violencia y de la migración irregular.

“Somos el fruto de un buen maestro, una buena escuela. Somos el fruto de esas manos que nos dan ese impulso”, expresó el jefe de misión de la OIM para El Salvador, Guatemala y Honduras, Salvador Gutiérrez.

  Planta de energía solar fotovoltaica abastecerá a más de 11 mil hogares salvadoreños

Según datos de la Dirección General de Migración y Extranjería, más de 6,600 niños y adolescentes migrantes fueron retornados a El Salvador en 2019. Uno de los factores comúnmente expresados para migrar es la falta oportunidades incluidas las educativas.