G7 analiza situación económica por el COVID-19

Los países integrantes del Grupo de los Siete (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido) se han reunido  con el fin de coordinar las medidas que esperan adoptar para suavizar el impacto económico global del coronavirus. 

Aunque el comunicado emitido por el G7 ha abierto la puerta a tomar medidas fiscales y monetarias, es bastante genérico y aún no ha incluido peticiones específicas a los Gobiernos (para un incremento del gasto) o a los bancos centrales (recortes coordinados de los tipos de interés).

“Los ministros de economía del G7 y los gobernadores de los bancos centrales estamos monitorizando la expansión del coronavirus (Covid-19) y su impacto en los mercados y en la actividad económica”, sostiene el documento. “Dado el potencial impacto del Covid en el crecimiento global, reafirmamos nuestro compromiso de usar todas las herramientas adecuadas para lograr un crecimiento fuerte y sostenible”, prosigue. 

El Gobierno de Estados Unidos, que preside el G7 este año, dijo que los ministros de finanzas del grupo y los gobernadores de los bancos centrales realizarán una conferencia telefónica  para discutir las medidas para enfrentar la epidemia y su impacto económico.

 El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, el gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, y la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, también se unirán a los ministros de finanzas y otros banqueros centrales del G7 en la conferencia.

En la declaración, que se espera se haga pública el martes o miércoles, los países del G7 se comprometerán a trabajar juntos para mitigar el daño a sus economías por la epidemia, dijo esta fuente a Reuters. El tono de la declaración podría cambiar, ya que todavía está en negociación, dijo la fuente.

  China quiere potenciar la primera cuota minera de tierras raras por lotes para 2020

El banco central de Australia redujo este martes las tasas de interés a mínimos históricos en lo que se espera que sea el primero en una serie de estímulos políticos en todo el mundo para luchar contra las consecuencias económicas del coronavirus.

La Reserva Federal se comprometió el viernes a actuar de forma “apropiada” para ayudar a la economía. El lunes, el vicepresidente del BCE señaló que “el Consejo de Gobierno se mantiene preparado para adaptar todos sus instrumentos, como sea apropiado, para asegurar que la inflación se mueve hacia el objetivo”. Y el Banco de Japón se comprometió el lunes a aportar “amplia liquidez” ante las señales de incertidumbre en los mercados financieros.