Conoce sobre el asteroide que llegó a la Tierra hace 2.200 millones de años

El impacto de un asteroide hace 2.200 millones de años pudo haber producido cambios significativos en nuestro clima.

Un grupo de científicos determinó que el cráter dejado por la colisión de un asteroide en lo que es hoy Australia es el más antiguo del mundo, y cree que esto explicaría cómo nuestro planeta superó la primera Edad de Hielo.

Cayó en Australia Occidental, uno de los seis estados que conforman el país oceánico, hace cerca de 2.200 millones de años; es decir, cuando la Tierra tenía la mitad de la edad que tiene ahora, según los investigadores.

Qué es la “Gran brecha” del sistema solar (y qué nos dice sobre el origen de la vida en la Tierra)

El equipo de científicos de la Curtin University de Australia dice que se trata de un hallazgo “fascinante” que podría explicar el calentamiento global que tuvo lugar en aquella época.

El estudio fue publicado en la revista especializada Nature Communications  y sus autores llegaron a esta conclusión tras examinar minerales hallados en el famoso cráter de Yarrabubba.

¿Cómo fue posible descubrir su edad?

El cráter fue descubierto en el interior remoto y semiárido de Australia en 1979, pero hasta la fecha los geólogos no habían podido determinar su edad.

Se cree que antes del impacto del asteroide la mayoría de las tierras de nuestro planeta estaban cubiertas de hielo.

Por eso, los científicos tuvieron que hacer el mapa de las cicatrices del impacto en el campo magnético de la región para determinar su diámetro de 70 kilómetros.

  HBO tiene 4 producciones nominadas en los Costume Designers Guild Awards

“El paisaje en realidad es muy plano porque es muy viejo, pero las rocas de allí son peculiares”, le explicó el investigador Chris Kirkland. 

Para determinar cuándo impactó el asteroide con la Tierra, el equipo de científicos examinó pequeños cristales de circón y de monacita en las rocas, que resultaron “sacudidos” después del golpe y ahora pueden verse como los “anillos de los árboles”, de acuerdo a Kirkland. 

Estos cristales contienen pequeñas cantidades de uranio y como este se transforma en plomo de manera constante, fue posible determinar cuánto tiempo había pasado.

El cráter es al menos 200 millones de años más antiguo que el próximo impacto que ocurrió en la Tierra: el de Vredefort que fue descubierto en la provincia del Estado Libre, en el centro de Sudáfrica.

“Estábamos interesados ​​en el área porque el paisaje de Australia Occidental es muy antiguo, pero no esperábamos que (el cráter) fuera tan viejo “, explicó el investigador Kirkland.

“Es totalmente posible que haya uno más viejo esperando ser descubierto, pero la dificultad está en encontrar la corteza antes de que se erosione”.