Cuál es el vínculo que existe entre las hormonas sexuales y la calvicie

NotiPress

La calvicie, un desafío que muchos hombres enfrentan, tiene una relación directa con las hormonas sexuales masculinas, en particular con la testosterona y su derivado, la dihidrotestosterona (DHT). Jonathan Velázquez Mujica, destacado profesional en el campo de la salud capilar, compartió información a NotiPress que arroja luz sobre cómo estos cambios hormonales pueden afectar la salud del cabello.

Con el paso del tiempo, las alteraciones hormonales pueden influir en el desarrollo capilar, la fuerza muscular, la acumulación de grasa, la regulación de la temperatura y la libido. La testosterona, esencial para el crecimiento del cabello, puede convertirse en DHT. Si existe una predisposición genética a la alopecia, la DHT intensifica su actividad, reduciendo el tamaño del folículo piloso, lo que resulta en cabello más débil y propenso a la caída.

Un estudio publicado en la National Library of Medicine revela que la alopecia androgénica, un trastorno hereditario ligado a las hormonas sexuales masculinas, afecta a más del 70% de los hombres con el aumento de la edad. La DHT juega un papel crucial en este tipo de alopecia.

Frente a la calvicie, la recomendación profesional es consultar a especialistas en dermatología para identificar la causa exacta de la pérdida de cabello. En casos de alopecia androgenética, es importante regular los niveles de DHT. La empresa mexicana LUI, especializada en el cuidado capilar masculino, ofrece diagnósticos precisos a través de la telemedicina sin costo alguno.

El diagnóstico de alopecia se realiza mediante un examen visual y el historial clínico del paciente, utilizando la escala Hamilton-Norwood, que clasifica la calvicie desde la etapa I hasta la VII. Las etapas iniciales son más tratables, mientras que las etapas V en adelante indican casos más severos.

  Qué son las "tradwives": esta tendencia peligrosa en TikTok para las mujeres jóvenes

Además de los tratamientos médicos, un estilo de vida saludable es fundamental para la regulación hormonal. Una dieta equilibrada y el ejercicio físico son esenciales para mantener un cuerpo sano y un equilibrio hormonal adecuado, lo que a su vez contribuye a la salud capilar.