Alcaldía de San Salvador otorgó becas educativas a niños y jóvenes deportistas

 La Alcaldía de San Salvador a través del Instituto Municipal de Deportes y Recreación (IMDER) y en alianza con el Colegio San Francisco favoreció a 50 niños y jóvenes capitalinos con su programa ¨Becas Deportivas Integrales¨.

 El beneficio incluye el pago de matrícula y colegiaturas, pago de programas bilingüe, científico y tecnológico, libros escolares, transporte, alimentación, póliza de seguro de accidentes y uniformes completos.

“Este programa es una de las apuestas más grandes por el deporte y la educación de la administración del alcalde Mario Durán, a través de IMDER. Es el único y primer programa con beneficios exclusivos y completos dentro de una beca educativa acompañada de una formación deportiva y con valores”, expresó Mónica Fuentes, presidenta del IMDER.

Los becarios cursan desde el tercer grado hasta segundo año de bachillerato y han sido escogidos entre las selecciones que tiene el IMDER, por haber demostrado sus excelentes habilidades deportivas en las disciplinas de baloncesto, fútbol, natación, judo y karate-Do. Los niños y jóvenes pertenecen a las comunidades Las Palmas, La Mascota, Iberia, además de la colonia IVU, Monserrat, Concepción Don Bosco, Centro Escolar Katya Miranda y Tinetti.

“Los beneficios educativos están acompañados por una formación deportiva superior, en las que se ofrecen entrenos constantes, uniformes deportivos y de presentación, pertenecer a las selecciones IMDER y competir en las ligas de las Asociaciones Departamentales de Fútbol Aficionado (ADFAS)”, detalló Fuentes.

 En el cierre del año 2021, se realizó la primera graduación de 3 alumnas quienes finalizaron con éxito su bachillerato, entre ellas, Camila Alejandra Molina Herrera, quien honró el programa de becas al ser reconocida como alumna integral del Colegio San Francisco.

  Ministro de Salud niega que oculte datos de contagio en El Salvador

 Asimismo, el alcalde Durán, retomó el programa “Becas por Notas”, con el cual beneficia a más de 150 jóvenes de la zona metropolitana de San Salvador. Se ha asignado un presupuesto anual de más de 540,000 dólares para ejecutar la primera fase de este proyecto.