ESTAMOS PASANDO POR UN GRAN MOMENTO: MARCELO ARÉVALO

El tenista salvadoreño Marcelo Arévalo y el neerlandés Jean-Julien Rojer han tenido un febrero de ensueño, ya que en las últimas dos semanas ganaron el ATP 250 de Dallas y el ATP 250 de Delray Beach.

Pero no solo eso, gracias a ambos triunfos, Arévalo logró situarse en la casilla 25 del ranking ATP de dobles, la mejor posición que ha logrado en toda su trayectoria en el circuito de tenis profesional.

“Muy contento por este segundo título que llega justo una semana después de haber ganado en Dallas. La verdad estamos pasando por un gran momento y hay que aprovecharlo. Estamos contentos con mi compañero porque las cosas nos están saliendo bien, ya que hemos venido trabajando para ir mejorando nuestro tenis como equipo y para ir cumpliendo nuestros objetivos”, expresó el tenista

En la misma línea, “Chelo”, quien junto a Roger afrontarán esta semana el ATP 500 de Acapulco, explicó que la clave para ganar ambos torneos ha sido la consistencia que han tenido en cada partido y poner en práctica lo que entrenan. 

Por otra parte, Arévalo reconoció que iniciar el año ganando dos títulos y subiendo posiciones en el ranking le genera confianza con miras al resto de la temporada, ya que les muestra que “podemos seguir ganando más partidos y por qué no soñar con seguir ganando títulos y seguir escalando posiciones en el ranking mundial. Y cómo equipo también posicionarnos entre los mejores del mundo”.

Sobre su nueva posición en el ranking mundial, el tenista salvadoreño dijo sentirse feliz, ya que cada semana trabaja por ir mejorando y sumando puntos que le permitan cumplir su objetivo de finalizar el año en el top 20.

  Gobierno recibe donación para el equipamiento del CUBO de San Juan Opico

“Trabajamos para ir mejorando, aunque sea en lo más mínimo, dar pasitos de bebé, pero seguros, ya sea una posición en el ranking, ganar 10, 15 o 20 puntos para subir dos posiciones, eso suma y son las cosas que nos motivan mucho, porque más vale ir seguro subiendo posiciones que por ahí tener un buen resultado y después no ser consistente en los torneos”, reflexionó el tenista.