Cómo identificar las “red flags” de estafas en línea

NotiPress

Cuando existe de por medio dinero en una cuenta en Internet, nadie está exento de ser víctima de una estafa a través de la red. No importa si se es gamer, inversionista, comprador en línea, emprendedor, cualquiera puede estar en riesgo y perder parte de su patrimonio. De acuerdo al informe del Panorama de amenazas en América Latina de la consultora de ciberseguridad Kaspersky, en el primer semestre de 2021 se produjeron 299 intentos de ciberataques por hora en México. La tendencia para 2022 indica que el robo de información será uno de los principales motivos para la creación de sistemas de seguridad y la alianza con medios especializados.

Sin embargo, no importa cuán sofisticado pueda ser el esquema de estafa en línea, siempre hay una manera de detectar el tipo de fraude antes de que sea demasiado tarde. Por eso, los expertos en la compañía dedicada a la seguridad informática compartieron algunos consejos prácticos para identificar las red flags de las estafas en Internet.

En primera instancia es importante tomar en cuenta que los estafadores regularmente juegan con la codicia o el miedo. Este punto es importante porque prometen a las potenciales víctimas ofertas irreales, como un pago del gobierno, criptomonedas gratuitas o un premio muy tentador.

Acto seguido, utilizan la intimidación para amenazar a la víctima, por ejemplo afirmando tener información confidencial de su paradero o simplemente tener imágenes comprometedoras. En ambos casos, los ciberdelincuentes están tratando de aprovechar el shock de la noticia a su favor para cumplir con su objetivo.

Los expertos en Kaspersky explican que es muy importante guardar la calma y por nada del mundo se debe responder a correos electrónicos de cuentas no reconocidas y tampoco otorgar información confidencial. “Las situaciones emocionalmente cargadas pueden hacer que las personas pierdan el control en un momento crítico, tener prisa solo aumenta el problema” añaden.

  Ya es legal, T-Mobile y Sprint se fusionan

En entrevista para NotiPressJesús Navarro, CEO de Data Warden, empresa especializada en seguridad informática, comentó en exclusiva que el ransomware se convertirá en la principal amenaza para las empresas de cara a 2022. Este malware, esparcido a través de mensajes o correo electrónico, “secuestra” información y amaga con divulgarla a menos de que se pague por su liberación. “Las campañas de concientización podrían parecer suficientes, pero hay un repunte de ransomware debido a que los usuarios no están atentos al riesgo de ataques en la red. Se trata de un trabajo en conjunto entre empresas y consumidor; mientras más comunicación exista, más seguro estará su entorno“, señala Navarro.

Si no es posible identificar una estafa, lo mejor es buscar un punto clave, el diseño de la página o la cuenta de donde proviene el mensaje. Los errores obvios en un mensaje son una señal de alerta, por ejemplo, errores en logotipos, tipografía, ortografía, redacción o incluso el contexto confuso o genérico.

Por otra parte, cuando una víctima potencial va a un sitio web fraudulento desde un correo electrónico o mensaje de chat, los estafadores por lo regular intentan atraerlos con una serie de tareas simples. Las más comunes son: breves encuestas, seleccionar casillas con diferentes premios o llenar algún tipo de formulario.

A veces, los estafadores pueden utilizar algún tipo de chatbot o llenan de comentarios de ganadores anteriores para hacer más creíble la estafa. Independientemente de la situación, lo mejor es cerrar la página cuando se trate de otorgar permisos, dar información personal o recibir dinero.

Otra de las estafas más comunes en Internet es enganchar a una víctima al solicitar una pequeña tarifa monetaria. Pero la realidad es otra, esta estrategia se hace con el objetivo de obtener los datos de una tarjeta al momento de registrar la información bancaria.

  NATACIÓN ARTÍSTICA SALVADOREÑA EN SU PRIMERA COMPETENCIA VIRTUAL

Regularmente, la cantidad solicitada suele ser bastante pequeña e insignificante, además la tarifa transferida es lo primero que se roba en una cuenta al ser estafada. La probabilidad de perder dinero a través de este tipo de estafas es común, ante ello lo mejor es jamás recibir ninguna remuneración monetaria, pues la pérdida real puede ser aún mayor.

De acuerdo con los expertos en ciberseguridad, los ciberdelincuentes siempre están ideando nuevas formas de estafar a las personas y aprovecharse de la confianza o debilidades. Para evitar ser una víctima de los ciberdelincuentes será conveniente poner atención a cada una de las red flags mencionadas y evitar interactuar con páginas de dudosa procedencia.