Extradición de Guzmán compromiso del Gobierno para combatir la corrupción de administraciones pasadas

El Gobierno del Presidente Nayib Bukele reafirma el compromiso de combatir la corrupción con la extradición expedita de Juan Carlos Guzmán Berdugo, suegro del expresidente de la República, Mauricio Funes. Las autoridades salvadoreñas acusan a Guzmán Berdugo por el delito de lavado de dinero y activos durante la administración presidencial de Funes.

El suegro del expresidente Funes fue extraditado a El Salvador la tarde del pasado miércoles desde Costa Rica, donde se había establecido para intentar evadir la justicia salvadoreña, día después fue trasladado al penal de Máxima Seguridad en Zacatecoluca a la espera de la audiencia inicial. El acusado fue detenido en abril de 2019 por personal de Interpol de Costa Rica, debido a que sobre él pesa una orden de difusión roja.

El Gobierno del Presidente Bukele desarrolló los trámites correspondientes, establecidos en la ley, para acelerar el proceso, ejecutado este miércoles alrededor de las 3:15 p. m. en el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría de Costa Rica.

A esa hora un vuelo  custodiado por autoridades de Interpol El Salvador, despegó hacia Aeropuerto Internacional de Ilopango, en San Salvador, para ser puesto a la orden de las autoridades judiciales del país.  

“Este día estamos dando cumplimiento a una orden judicial de nuestras autoridades y que ha sido autorizada por la Corte Suprema de Justicia de Costa Rica, la extradición de Juan Carlos Guzmán Berdugo, quien posee orden de detención internacional desde el año 2019”, aseguró el comisionado Manuel Garay Coto, jefe de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) de El Salvador.

El Gabinete de Seguridad del Gobierno salvadoreño trabajó juntamente con Interpol de El Salvador, que envió una delegación a Costa Rica para hacer efectivo el procedimiento judicial.

  Protección jurídica a familias estafadas en adquisición de lotes y viviendas

La delegación de Interpol El Salvador, que estuvo a cargo del comisionado Manuel Garay Coto, se trasladó, en un avión de la Fuerza Área, hasta el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, en San José, Costa Rica; donde recibieron a Guzmán Berdugo, quien es uno de los implicados en el caso denominado “Saqueo Público”.

.

Según consta en la investigación del caso, la red de corrupción, presuntamente encabezada por el exmandatario Funes, prófugo de la justicia salvadoreña, desfalcó al Estado $351 millones de fondos públicos procedentes de Casa Presidencial, durante el primer gobierno del FMLN, entre 2009-2014.

En la estructura delictiva colaboraban sus amigos, exfuncionarios y familiares, entre ellos Guzmán Berdugo, padre de su pareja, Ada Mitchell Guzmán.  

Las investigaciones revelan que el suegro del expresidente Funes reportó ingresos alrededor de $7,000, pero tuvo gastos superiores a $140,000, desde que su hija comenzó una relación sentimental con el exmandatario salvadoreño. Otro hallazgo es que Guzmán Berdugo depositó más de $39,000 en sus cuentas personales sin justificar el origen.

Guzmán Berdugo fue detenido por las autoridades costarricenses el 1 de abril de 2019, en cumplimiento a una orden de captura internacional que pesaba en su contra. La orden fue girada por el Juzgado Séptimo de Instrucción de San Salvador.

El Juzgado solicitó la pronta extradición del imputado, pero debido a los recursos interpuestos por la defensa, se retrasó hasta noviembre de 2019, cuando la Corte Suprema de Justicia de Costa Rica aprobó el procedimiento judicial.