INDES Y COASPAE DE R.L. FIRMAN IMPORTANTE CONVENIO

El presidente del Instituto Nacional de los Deportes de El Salvador (INDES), Yamil Bukele, firmó un importante convenio de cooperación con el presidente del Consejo de Administración de la Asociación Cooperativa de Ahorro y Crédito de Profesionales en Administración de Empresas y Carreras Afines (COASPAE de R.L.), Douglas Eduardo Soriano Jiménez, que vendrá a beneficiar directamente a la población con discapacidad en El Salvador.

En ese sentido, COASPAE de R.L. otorgará $240 mil dólares, los cuales serán utilizados por el Departamento de Deporte Inclusivo del INDES para crear el Programa Academias Deportivas Inclusivas (Proadi), el cual contribuirá a la mejora de las condiciones de vida de esa población y fomentará la práctica deportiva como estrategia socioeducativa.

En total serán nueve Academias Deportivas Inclusivas las que se pondrán en marcha en los centros de desarrollo situados en los departamentos de La Unión, San Miguel, Morazán, Usulután, San Vicente, Chalatenango, Cabañas, La Paz y Cuscatlán, beneficiando de manera directa a aproximadamente 7 mil personas.

Además, se realizarán festivales deportivos inclusivos, jornadas de sensibilización y de formación de voluntarios y padres de familia; también se adquirirá el material deportivo y uniformes que utilizarán los beneficiarios y técnicos que estarán a cargo de las actividades.

Esta alianza interinstitucional supone un hito histórico en la región centroamericana, por lo que se convierte en un elemento clave para potencializar el desarrollo integral del deporte adaptado a nivel nacional y a la vez descubrir talentos que en un futuro podrán participar en eventos nacionales e internacionales.

Bukele le reiteró a los atletas con discapacidad que la institución está para trabajar por ellos e invitó a los dirigentes del deporte inclusivo a que “confíen en el INDES, en el Gobierno de El Salvador y este nuevo aliado COASPAE de R.L.”

  FAS prepara vuelta a estadios con público

La firma del convenio también se enmarca en la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad establecida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), que reconoció en 1978 al deporte y a la educación física como un derecho fundamental para todo el mundo, a través de la Carta Internacional de la Educación Física y el Deporte.