Realizan 300 pruebas para diagnosticar la COVID-19 en el municipio de Santo Tomás

El Gobierno salvadoreño sigue acercando las pruebas de Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés) a la población. Razón por la  que desarrolló una jornada de tamizaje comunitario en el municipio de Santo Tomás, departamento de San Salvador.

El Ministerio de Salud, en coordinación con el Equipo Interdisciplinario de Contención Epidemiológica (EICE), tomó 300 muestras, de estas, 200 se efectuaron en el parque ubicado frente a la iglesia católica de la localidad y 100 afuera de un centro comercial de dicho municipio.

Se instalaron tres cabinas móviles en la zona, donde se realizaron las pruebas a los habitantes de Santo Tomás, municipio que a la fecha registra 285 casos confirmados de COVID-19, de acuerdo con los recientes datos consignados en el sitio web covid19.gob.sv.

El epidemiólogo de la región metropolitana de Salud, Mauricio Vásquez, remarcó que el tamizaje comunitario permite conocer la carga viral que puede existir en la población y añadió que la detección de casos positivos permite “aislar a los enfermos, darles tratamiento adecuado, y tomar las medidas preventivas y de control epidemiológico para evitar nuevos contagios”.

En tanto, recordó que las personas adultas mayores y que padecen enfermedades crónicas son más propensas a sufrir complicaciones a causa del coronavirus; por ello, reiteró la importancia de continuar aplicando las medidas de bioseguridad, entre ellas, el uso de mascarilla y el lavado constante de manos con agua y jabón.

“Aunque no tengamos una cuarentena, quien no tenga que salir de su casa que no lo haga, de no ser necesario, sobre todo si tienen factores de riesgo”, subrayó.

  Plan Internacional El Salvador, ha dado a conocer que algunos jóvenes salvadoreños, han mejorado su vida a través del fomento de programas de emprendedurismo.

La toma de pruebas para diagnosticar el COVID-19 a la población forma parte de las medidas de contención que ejecuta el Gobierno salvadoreño para frenar el avance de la enfermedad y continuar salvaguardando la vida de la población, una de las prioridades de la actual gestión gubernamental.