Gobierno cumple con sentencia de la CIDH

La ministra de Vivienda, Michelle Sol, se desplazó hacia el caserío El Mozote, de Morazán, para hacer efectiva la entrega de contribuciones para construcción y mejoramiento de viviendas a familias de víctimas de una masacre.

La entrega se da en cumplimiento a la fase I del anexo D, de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para reparar los daños a las familias víctimas de este hecho, ocurrido durante el pasado conflicto armado.

Esta es la segunda entrega que efectúa el Ministerio de Vivienda durante este año, y en esta ocasión se otorgó certificados a 14 familias. “El 13 de febrero (pasado), vinimos a entregar contribuciones a 15 familias, para construcción o mejoramiento de viviendas”, expresó Sol respecto a la primera entrega que hizo efectiva la institución.

La funcionaria reiteró el compromiso del Gobierno del Presidente Nayib Bukele con las víctimas de la masacre, ocurrida en 1981, para resarcir los daños que gobiernos anteriores nunca se preocuparon por atender.

En 2012, la Corte Interamericana de Derechos Humanos emitió la sentencia que obligaba al Estado salvadoreño a realizar acciones concretas como reparación a las familias víctimas de esta masacre, sin embargo, los gobiernos pasados no se preocuparon por cumplir con lo ordenado por dicha instancia.

“Queremos cumplir lo más rápido que se pueda. Este año nos detuvo la pandemia, pero vamos a continuar hasta cumplirles. Nos comprometemos a hacer estas entregas de forma periódica”, aseguró la titular de Vivienda.

La ministra entregó a cada familia un certificado de contribución por $6,000, que les servirá para llevar a cabo las intervenciones que sus viviendas necesitan para convertirlas en un lugar digno para habitar.

  El Salvador con disminución de la delincuencia

“Vamos a continuar hasta beneficiar a las 240 familias que tenemos en el registro único de víctimas de la masacre de El Mozote de 1981”, comunicó Sol.