Limpia correctamente los aguacates

Aunque parezcan inofensivos, los aguacates pueden contagiarte de enfermedades terribles. Lamentablemente a veces circulan aguacates contaminados que pueden llegar a nuestras manos. Sin embargo, con un simple paso previo al consumo podrás asegurarte de no enfermarte. Porque no cuesta nada ser precavido

En marzo de 2019 una compañía que comercializa aguacates en California (Estados Unidos) tuvo que retirar la fruta del mercado porque detectaron que posiblemente estuvieran contaminados con listeria o salmonella.

La listeria monocytogenes es una bacteria que causa graves infecciones que pueden ser mortales en niños pequeños, personas que se encuentren en un estado débil o que tengan una edad avanzada. Aunque las personas sanas pueden sufrir sólo síntomas como fiebre alta, dolor de cabeza severo, náuseas, dolor abdominal y diarrea, la infección por listeria les puede generar abortos espontáneos y partos de mortinatos entre las mujeres embarazadas.

Así que si sabes que un aguacate está contaminado, mejor desecharlo en la basura. Sin embargo, si no sabes si está contaminado o no, con este sencillo paso podrás asegurarte de no contagiarte: sólo lo tienes que lavar.

La bacteria de listeria generalmente está en la cáscara del avocado, así que si lo lavas bien antes de cortarlo (por más que sólo comas la pulpa), podrás no sólo prevenir de agarrar listeriosis, sino también salmonella.

Cómo lavar el aguacate:

Lavarse las manos con jabón y agua tibia.

Limpiar el aguacate con un cepillo para hortalizas y jabón neutro para hortalizas, bajo un chorro de agua.

Secarlo con un trapo limpio.

Cortarlo.

¡Disfrutar de la pulpa!