Las armas que se ocupan para asesinar pueden transformarse y servir para la prevención

La Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD), la Fundación de Red de Sobrevivientes y la Organización Sueca radicada en El Salvador, presentaron el proyecto Humanium Metal.

Este proyecto busca reducir la violencia por armas de fuego y construir sociedades incluyentes y pacíficas.

Héctor Carrillo, del programa de Seguridad Ciudadana y Justicia Penal de FESPAD explicó que el metal que surge de la fundición del metal es enviado a Suecia, y se transforma en productos útiles para que sean vendidos en ese país y el dinero recaudado es enviado a El Salvador.

“Es así como FESPAD hace su labor de prevención de la violencia y la Fundación Red de Sobrevivientes genera condiciones de mejora para la vida de personas que han sido afectadas con heridas de arma de fuego”, detalló.

Asimismo, con el proyecto ejecutado por organizaciones de derechos humanos se busca sensibilizar a la población para reducir el uso de armas de fuego.

“De las 1,500 armas destruidas, 250 armas de fuego fueron entregadas de manera voluntaria por la población civil a instituciones estatales. Eso nos da una pauta que la población se está sensibilizando en el no uso de las armas de fuego”, expresó Carrillo.

FESPAD explicó el proyecto Humanium Metal, y en el desarrollo de la charla se informó del contexto actual de seguridad pública en el país, marcos normativos que regulan el uso de armas de fuego y los vacíos que estos poseen, además de la atención a víctimas de violencia armada que brinda actualmente el Estado.