El huevo, uno de los mejores alimentos

La nutricionista, Romina Pereira, desmitificó preconceptos con respecto a este alimento

Una de las consultas más frecuentes que recibo en el consultorio es sobre el consumo de huevos en la alimentación diaria. Si se pueden comer cuando se realiza una dieta, si influye el color en su valor nutritivo o cuántos se deben consumir por semana, ya que históricamente el huevo como alimento tiene mala prensa para todos aquellos que tienen colesterol.

Y hoy vamos a hablar de eso. El huevo tiene muchas propiedades; ha sido cuestionado a lo largo del tiempo. Es un alimento de bajo valor calórico, tiene solamente 75 calorías y además es muy importante, ya que tiene las mejores proteínas que puede tener un alimento: proteínas completas. Por eso se utiliza muchísimo en dietas para bajar de peso porque da un montón de saciedad.

Un dato para tener en cuenta es que la mayoría de los alimentos ricos en colesterol suelen ser también ricos en grasas saturadas (fiambres, carnes, embutidos, crema, manteca y lácteos sin descremar), pero el huevo no lo es.

Un huevo mediano contiene 200 mg de colesterol, pero tiene más grasas insaturadas que saturadas y por su contenido en fosfolípidos (interfieren en la absorción) este colesterol tiene poco efecto sobre el colesterol en sangre. Básicamente, el huevo no eleva el colesterol.

 

Panqueque con frutas y mermelada o dulce de leche. 

 

Otra de las consultas es si es un buen alimento para lograr el descenso del peso. Y la respuesta es que hay que incorporar un estilo de vida saludable que incluya una alimentación variada y sana en conjunto con actividad física e hidratación saludable.

Para cumplir con este objetivo, el huevo cumple un rol fundamental debido a las bajas calorías que aporta y su alta calidad en proteínas que ayudan a mantener los músculos y brindan saciedad.

El huevo solo aporta 75 calorías y da mucha saciedad. Se puede decir es un alimento bueno, que podemos consumir hasta 1 por día. Está recomendado por todas las sociedades del corazón que se encuentran en el mundo.

Por otra parte, se debe cocinar bien el huevo para destruir la salmonella, una bacteria peligrosa que puede estar presente y puede llegar a provocar diarrea, fiebre, síndrome urémico hemolítico en niños y complicaciones graves en adultos mayores. Para reducir las posibilidades de contraer enfermedades es importante consumir los huevos cocidos.

¿Hay que lavarlos antes de guardarlos? Un punto a tener en cuenta es que cuando lavamos los huevos podemos facilitar el ingreso de microorganismos. Estos pueden proliferar muy rápidamente, ya que la cáscara es porosa y tiene una capa protectora sumamente fina. Solo en caso de estar muy sucios se aconseja la limpieza con papel descartable y si están rajados o rotos evitar su consumo. Deben guardarse en un envase con tapa en la heladera.

No es importante el color del huevo por las proteínas. No influye en su valor nutritivo ni en su calidad, el color varía solo por la raza de la gallina. El huevo es muy rico en proteínas saludables y es lo que más aprovecha el organismo. Es un alimento con múltiples beneficios y bajo en calorías, con una alta proporción de aminoácidos y un alto valor biológico.

Ante tantas dudas en cuanto al consumo de huevos en la alimentación diaria, es importante acudir a una consulta médica para derribar mitos que perjudican nuestra salud y realizarse análisis anualmente para observar si hay alguna alteración en el caso del colesterol, que es fácilmente reversible a través de dieta, actividad física y si es necesario medicación.