Arqueólogos encuentran un felino momificado en Egipto

El hallazgo ha llamado la atención de los especialistas al tratarse de un animal inusualmente grande.

El Ministerio de Antigüedades de Egipto ha anunciado el hallazgo de una momia de un animal inusualmente grande en la ciudad de Saqqara, al sur de la capital. Debido a las características, los arqueólogos creen que se trata de un león.

 

De momento, se desconocen más detalles sobre el descubrimiento, pero se espera los resultados que brinden los expertos una vez que se escaneen los restos. Las autoridades señalaron que la momia fue desenterrada en la localidad conocida por ser una gran necrópolis de la antigüedad y por mantener la pirámide escalonada.

 

 

El hallazgo ha llamado la atención de los especialistas, pues no se trata de un animal común. De hecho, en 2004 se encontró el primer esqueleto de león que revelaba el estado sagrado de este mamífero en la civilización egipcia.

 

El descubrimiento ocurre poco después de que una misión arqueológica encontrara una catacumba que supuestamente data de los siglos I y II de la época romana, en un área no excavada al noreste de Saqqara.

 

El lugar de enterramiento albergaba cinco estatuas de terracota de Isis-Afrodita, junto con otros enseres de arcilla cercanos a la puerta frontal de la catacumba. También se hallaron dos estatuas en forma de leones, hechas de piedra caliza y de aproximadamente 55 centímetros de altura.