Los Andes atraen a los “superrayos”

Uno de los fenómenos naturales más potentes de la naturaleza es el llamado superrayo, o según el término inglés ‘superbolt’. Según los estudios, puede tener mil veces más energía que un rayo simple y se considera un fenómeno rarísimo.

El término se usó en una reciente investigación publicada por la revista científica Journal de Geophysical  Research. Los especialistas analizaron más de 17.000 millones de señales de relámpagos en diferentes partes del mundo entre 2010 y 2018 por la Red Mundial de Localización de Rayos (WWLLN, por sus siglas en inglés).

El grupo de científicos dirigido por Robert Holzworth de la Universidad de Washington llegaron a la conclusión de que un poco más de 8.000 casos pueden ser considerados como superrayos, con una energía eléctrica de más de un millón de julios.

 

Los superbolts, en su mayoría, aparecen de febrero a octubre sobre los acuíferos, donde las tormentas son más frecuentes. Por ejemplo, sobre el Atlántico norte, sobre el mar Mediterráneo o sobre los Andes en América del Sur. En estos tres lugares se registran la mayor cantidad de casos, por lo que los especialistas los llamaron ‘las tres chimeneas’.

 

Este resultado es bastante inesperado ya que los rayos normalmente suelen ocurrir más a menudo en América, África subsahariana y el sudeste asiático. Según una de las teorías, los destellos tan fuertes aparecen sobre los acuíferos debido al cambio de la temperatura del agua en el océano en diferentes temporadas.” Cuando un frente de aire frío pasa sobre el agua cálida, esto da paso a un potente intercambio térmico”, comentó al respeto Robert Holzworth.

 

En la etapa siguiente del estudio los científicos planean investigar el impacto destructivo de los superrayos al tocar la tierra en verano. Los científicos planean llevar a cabo el estudio en los Andes de América Latina, una región donde las tormentas son muy usuales.