Estados Unidos y El Salvador fortalecen agenda de trabajo en cooperación migratoria y seguridad fronteriza

El secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Kevin McAleenan visitó El Salvador el 16 y 17 de octubre, con el objetivo de reunirse con representantes del gobierno salvadoreño y participar en el encuentro de ministros de seguridad en Centroamérica.

El Salvador, como un socio clave de los Estados Unidos en el combate a la migración ilegal, asume una posición de liderazgo regional, al ser la sede del encuentro de ministros de seguridad de Centroamérica. Este espacio de trabajo y diálogo es dirigido por el Departamento de Seguridad Nacional, su principal objetivo es abordar temáticas vinculadas al combate de la migración ilegal en la región y la seguridad fronteriza en Guatemala, Honduras y El Salvador.

En el encuentro participó el ministro de justicia y seguridad pública de El Salvador, Rogelio Rivas; el ministro de seguridad de Honduras, Julián Pacheco y el ministro de gobernación de Guatemala, Enrique Degenhart, entre otros funcionarios. El secretario interino McAleenan y los representantes de los diferentes gobiernos expusieron los principales avances de sus países en materia migratoria y trabajaron en una estrategia de acción regional para mejorar la seguridad de sus fronteras y el combate a grupos criminales transnacionales.

“El Salvador ha sido un gran socio y espero que continúe la coordinación y colaboración entre nuestros gobiernos en este esfuerzo compartido”, dijo el secretario en funciones, Kevin McAleenan. “Confío en que continuaremos tomando las medidas necesarias para establecer un marco regional para la gestión de la migración, preparando el camino para una región más segura y todos los beneficios que conlleva”.

Durante su visita, el secretario interino McAleenan habló del anuncio del gobierno del presidente Donald Trump sobre la reanudación de la asistencia económica a El Salvador, Honduras y Guatemala.  La asistencia económica estará enfocada en iniciativas que buscan combatir las causas de la migración ilegal y la inseguridad. Además, será un apoyo a las estrategias implementadas por el gobierno salvadoreño para alcanzar este objetivo común.