Científicos mexicanos tienen buenas noticias para los diabéticos

Crearon un parche que regenera la piel

“Logramos que la regeneración sea en un plazo máximo de 21 días; es un gran avance porque para los enfermos de diabetes una herida representa modificar su estilo de vida, además de impactar en su salud y condición psicológica”, afirmó María Concepción Peña Juárez, investigadora posdoctoral del IIM.

Peña Juárez explicó que el parche está elaborado con nanofibras, que a su vez portan bioactivos; cuando se coloca sobre el tejido dañado (úlcera diabética), se disuelve e inmediatamente comienza a liberar sus activos.

Si es usado en una fase temprana de la lesión es posible evitar la amputación de una extremidad, pues actúa de manera rápida e impide la proliferación de microorganismos e infecciones.

Una herida es un asunto serio para cualquiera, pero si se trata de diabéticos el riesgo de infección es mayor debido a que la piel puede tardar meses en regenerarse, alertó.

Este proyecto, desarrollado en el laboratorio de Ricardo Vera Graziano, donde se hace ingeniería de tejidos, obtuvo el primer lugar en la categoría Proyecto de investigación, en el área de Innovación tecnológica, así como el mayor puntaje de la segunda edición del concurso “Impulso a la Innovación en la UNAM”, convocado por la Coordinación de Innovación y Desarrollo, y cuyo objetivo es incentivar la innovación tecnológica y la cultura de la propiedad industrial.

“Ya contamos con solicitud de patente y queremos escalar el proyecto para concretarlo y poder distribuir este producto a nivel nacional y hasta internacional”, expuso Peña Juárez.

Impulso a la innovación

Juan Manuel Romero Ortega, coordinador de Innovación y Desarrollo de la UNAM, señaló que “este concurso es uno de los mejores caminos para mejorar como país y conseguir mejores condiciones de bienestar. El objetivo es ofrecer un espacio para recabar ideas de modelos de negocio con impacto innovador, además de resolver problemas nacionales”.

En esta edición se presentaron 119 propuestas, en las que participaron 303 estudiantes. De los proyectos, 51 concluyeron con las etapas requeridas: 29 en la categoría de Ideas, 12 en Proyecto de investigación aplicada y 10 en Modelo de negocio.

En el área de Innovación tecnológica, los ganadores del primer lugar fueron, en la categoría de Idea, Pablo Romero Álvarez, por “Vaivén”; en Proyecto de investigación, Ricardo Vera Graziano y Ma. Concepción Peña Juárez, por “Parche para regeneración de piel en diabéticos”; y en Modelo de negocio, José Rubén Galicia Becerra, por “Aquera”.

En el área de Innovación social, categoría de Idea, el triunfador fue Adrian Maya Castañeda, por “Carácter Crew”, y en Modelo de negocio, Jocelyn Magali Díaz Zamora y Jacobo García Icaza, por “50 MAS Turismo para adultos mayores”.

Estudiantes del Instituto Politécnico Nacional crearon un parche dérmico, que ayudará a revertir el índice de amputaciones asociadas al pie diabético, complicación grave de la Diabetes Mellitus, la segunda causa de muerte en México.

De acuerdo con los científicos, el parche dérmico es capaz de acelerar la cicatrización de heridas y úlceras provocadas por la afección, además de eliminar infecciones producidas por bacterias resistentes a los antibióticos que dificultan la acción de los tratamientos.

Es elaborado a partir de biopolímeros que actúan como coadyuvantes en el proceso de cicatrización. Además, contiene un agente bioactivo que, al ser una bacteria predadora de otras bacterias patógenas, elimina una gran diversidad de microorganismos presentes en las heridas de pie diabético, inclusive aquellos que son resistentes a los antibióticos, como Pseudomonas aeruginosa, Escherichia coli y Klebsiella pneumoniae.

La científica del Centro de Biotecnología Genómica (CBG), Christian Mariel Sáenz Santos, quien se encargó del invento, resaltó que el parche es reabsorbible y una vez que se coloca en la herida no será necesario retirarlo.

“Por contar con esa característica se evitará desprender el tejido de granulación que el organismo va creando como parte del proceso de cicatrización; el parche también actúa como barrera para evitar que penetren a la herida microorganismos”, aseguró.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en México 8.7 millones de personas sufren diabetes. Además se estima que alrededor de 12 millones de personas padecen la enfermedad sin saberlo, pues no han sido diagnosticados. Estos datos colocan al país en el puesto noveno en casos de diabetes a nivel mundial.