Investigadores encuentran objetivo potencial en la médula ósea para curar la infertilidad

Investigadores de la Universidad de Yale descubrieron que la médula ósea de una mujer puede determinar su capacidad para comenzar y mantener un embarazo.

 

El estudio publicado en la revista PLOS Biology mostró que cuando se fertiliza un óvulo, las células madre abandonan la médula ósea y viajan a través del torrente sanguíneo hasta el útero, donde ayudan a transformar el revestimiento uterino para su implantación.

 

Si el revestimiento no pasa por esta transformación esencial, el embrión no puede implantarse y el cuerpo interrumpe el embarazo, según el estudio.

 

En dos modelos de ratones con un defecto genético que puede causar endometrio defectuoso, los investigadores encontraron que un trasplante de médula ósea de un donante sano podría mejorar la fertilidad.