Google asegura haber alcanzado la supremacía cuántica

Una computadora cuántica de Microsoft

 

Google afirmó haber construido la primera computadora cuántica que puede realizar cálculos que exceden la capacidad de los superordenadores más potentes de la actualidad, reportó el periódico Financial Times.

 

Un artículo escrito por los investigadores de Google afirma que su tecnología fue capaz de realizar en tres minutos y 20 segundos un cálculo que le tomaría al ordenador clásico más avanzado de hoy, conocido como Summit, aproximadamente 10.000 años.

 

Los investigadores aseguraron haber alcanzado la “supremacía cuántica”, el umbral donde los ordenadores cuánticos realizan cálculos que antes eran imposibles.

 

“Esta dramática aceleración respecto a todos los algoritmos clásicos conocidos proporciona una realización experimental de la supremacía cuántica en una tarea computacional y anuncia el advenimiento de un paradigma informático muy esperado”, escribieron los autores.

 

“Hasta donde sabemos, este experimento marca el primer cálculo que sólo puede realizarse en un procesador cuántico”.

 

El sistema sólo puede realizar un cálculo único y altamente técnico, según los investigadores, y el uso de máquinas cuánticas para resolver problemas prácticos aún está a años de distancia. Pero los investigadores de Google lo llamaron “un hito hacia la computación cuántica a gran escala”.

 

También predijeron que la potencia de las máquinas cuánticas se expandiría a una “doble tasa exponencial”, en comparación con la tasa exponencial de la Ley de Moore, que rigió el desarrollo de los chips de silicio en la primera era de la informática.

 

La computación cuántica se rige por el principio de superposición, permitiendo a una misma partícula representar varios estados al mismo tiempo.

 

Aunque ya existen prototipos de computadora cuánticas, desarrollados por empresas que van desde IBM hasta startups como Rigetti Computing, aún no están preparados para superar a los ordenadores clásicos. A diferencia de estas últimas, que funcionan a través de elementos binarios básicos llamados bits -representados en ceros y unos-, los bits cuánticos, o qubits, pueden representar ambos al mismo tiempo.

 

Esto es así porque la mecánica cuántica se rige por el principio de superposición, que ocurre cuando un objeto posee simultáneamente dos o más valores de una cantidad observable. Al unir varios qubits, el número de estados que pueden representar aumenta exponencialmente, lo que permite calcular millones de posibilidades al instante.

 

Aunque la supremacía cuántica ha sido un momento histórico muy esperado, los investigadores advierten en contra de sobredimensionar lo logrado. La supremacía cuántica no significa que los ordenadores cuánticos superarán rápidamente a las computadoras tradicionales, indican.

 

Liderado por John Martinis, un físico experimental de la Universidad de California en Santa Bárbara, Google predijo por primera vez que alcanzaría la supremacía cuántica a finales de 2017. Pero el sistema que construyó, que unía 72 qubits, resultó ser demasiado difícil de controlar.

 

Eventualmente renovó el sistema para crear un diseño de 53-qubit llamado Sycamore. La máquina fue ordenada la tarea de probar que un generador de números aleatorios era verdaderamente aleatorio. Aunque la aplicación práctica de este trabajo es escasa, los investigadores de Google dijeron que “otros usos iniciales de esta capacidad computacional” incluyen el aprendizaje automático, la ciencia de materiales y la química.

 

“Es un hito significativo, y es la primera vez que alguien ha demostrado que los ordenadores cuánticos pueden superar a los ordenadores clásicos”, dijo Steve Brierley, fundador de la empresa de software cuántico Riverlane, que ha trabajado en este campo durante 20 años y es asesor en tecnologías cuánticas para el gobierno del Reino Unido.