Boris Johnson sufre una derrota clave en su plan sobre el brexit

Una alianza rebelde de legisladores británicos votó para tomar el control de la agenda parlamentaria, infligiendo una humillante derrota al primer ministro Boris Johnson y amenazando con descarrilar sus planes sobre el brexit.

 

El gobierno perdió por 328 votos contra 301, lo que llevó a Johnson a anunciar de inmediato que buscaría una elección en lugar de verse obligado a solicitar otro “retraso sin sentido” para el proceso del brexit.

 

El grupo de rebeldes de todos los partidos tratará de aprobar un proyecto de ley el miércoles que evitará que el Reino Unido abandone la Unión Europea el 31 de octubre sin un acuerdo. El primer ministro, mientras tanto, desafiará al opositor Partido Laborista a votar a favor de una elección general.

 

“Que no haya dudas sobre las consecuencias de esta votación de esta noche. Significa que el parlamento está a punto de romper cualquier acuerdo que podamos alcanzar en Bruselas”, dijo Johnson a la Cámara de los Comunes momentos después de que se anunciara la votación.

 

En una purga extraordinariamente brutal, los 21 legisladores conservadores que votaron a favor de la medida fueron expulsados del partido parlamentario. Kenneth Clarke, quien ha sido legislador conservador durante 49 años, le dijo a la BBC que era optimista sobre la decisión. “Sabía lo que estaba haciendo”, dijo al programa Newsnight. Clarke dijo que su partido había sido tomado por extremistas: “Cualquiera que diga que no soy conservador está adoptando una visión política extraña. Es el Partido Brexit con otro nombre”.