Estos son los beneficios cognitivos y emocionales de escuchar música

¿Ha notado que se siente más feliz y relajado cuando escucha su música favorita? Aunque es algo que la mayoría de personas suele dar esta sensación por sentado, la verdad es que hay razones científicas que explican por qué la música tiene efectos positivos en los seres humanos, hasta el punto de ser capaz de combatir el estrés, la depresión y la ansiedad.

 

Los beneficios de escuchar música pueden ser aprovechados desde muy temprano. El exponer a los bebés antes de su nacimiento a la música ayuda a que duerman mejor e incentiva sus capacidades de aprendizaje.

 

Sin lugar a dudas, escuchar música resulta reconfortante para cualquiera. Prueba de ello es que seguramente se ha sentido abrumado mientras está en el tráfico, pero al poner su canción favorita logra relajarse un poco y vivir la situación con más calma, o bien, mientras está en el gimnasio inicia su rutina sintiéndose cansado pero al acompañarla de música repentinamente se siente más despierto y con energía.

 

Acorde a una publicación de Neuromarketing LA, el primer portal en español especializado en información relacionada con Neuromarketing para la región de Latinoamérica, la música puede traer grandes beneficios a todas las personas:

 

  1. En cuanto a salud mental afirman que escuchar música altera y mejora los estados de ánimo, además de ayudar a que el receptor exprese mejor sus emociones. Asimismo promueve el desarrollo de la habilidad de procesar pensamientos y sentimientos que no se logran transmitir en una conversación ordinaria.

 

  1. También hacen referencia a la música como tratamiento médico y explican que puede ser utilizada con pacientes que sufran depresión o ansiedad porque mejora significativamente el estado de ánimo y disminuye el nerviosismo. En el caso de las personas que padecen de alzheimer se utiliza como terapia para evocar una emoción que traiga a la memoria del paciente algún sentimiento o momento.

 

  1. Por supuesto, escuchar música instrumental o lenta también tiene efectos positivos en la salud física.  Según una investigación de la Sociedad Estadounidense de Hipertensión, en Nueva Orleans, con tan solo escuchar 30 minutos de este tipo de música usted puede reducir su presión arterial. Asimismo se ha descubierto que ayuda a reducir la intensidad, frecuencia y duración de los dolores de cabeza. Mejorar la visión de pacientes que han tenido derrames cerebrales y que solo tienen un campo de visión y reducir el ritmo cardíaco son algunos de sus otros beneficios.

 

  1. La música se caracteriza por producir emociones y es por eso que escucharla incrementa la cantidad de dopamina, un neurotransmisor que ayuda a controlar los centros de recompensa y placer del cerebro.

 

  1. Otro factor importante es que aumenta el rendimiento de la memoria, el aprendizaje y el coeficiente intelectual.

 

  1. Estudios científicos también han logrado probar que escuchar música mejora la concentración en todas las edades y la atención, además de mejorar las habilidades relacionadas al movimiento y la coordinación del cuerpo.

 

Ahora que ya conoce algunos de los beneficios que puede obtener de esta agradable práctica solo hace falta que reproduzca su playlist o se disponga a actualizarlo con el objetivo de experimentar con artistas que sean nuevos para usted.